Arrecifes mexicanos en realidad virtual

Un equipo de investigadores de la CONABIO trabaja en el proyecto de realidad virtual inmersiva “México VR-Arrecife”

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- Sumergirnos, adentrarnos a veinte metros bajo el mar y navegar entre hierbas estrella y de manatí, conocer tortugas, tiburones y colonias de peces y plantas de difícil acceso para los seres humanos,  ya es una posibilidad. Un equipo de investigadores de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO), trabaja en el proyecto de realidad virtual inmersiva “México VR-Arrecife”, a través del cual desarrollan modelos tridimensionales de flora y fauna, y con ayuda de inteligencia artificial simulan el comportamiento de las especies marinas como las que habitan en el Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, primer sitio que recrearon de forma virtual.

Rainer Ressl, director general Geomática CONABIO:

«Utilizamos información real como la patometría, como las profundidades, pero también las especies predominantes en esos ecosistemas para crear un ecosistema virtual, pero completamente basado en información real.»

Florian Christoph, catedrático CONACYT asignado a CONABIO:

«La parte manual en realidad toma más tiempo, es la modelación de especies, por un lado de especies que no cambian su posición como corales o pastos, pero también como los peces tortuga, porque en el caso de un pez no sólo hay que modelar en 3D, sino también hay que asignar una animación, que al final el pez nada de una manera realista.»

Rainer Ressl, director general Geomática CONABIO:

«Utilizamos imágenes satelitales de alta resolución espacial, de cuatro metros de resolución de terreno para derivar, por un lado, la patometría de las profundidades en el agua, hasta veinte metros más o menos y, por otro lado, también derivar los ecosistemas primordiales.»

Esta es una aplicación geoespacial, es decir, que permite conocer las coordenadas exactas donde se encuentran cada uno de los habitantes y elementos del arrecife recreado. Los pastos, su densidad, su altura, los bancos de arena, también se pueden observar en el recorrido virtual, que incluye fichas técnicas con información relevante para sensibilizar a los usuarios sobre la importancia de estos sitios y de conservar su equilibrio.

Florian Christoph, catedrático CONACYT asignado a CONABIO:

«Vivimos en ciudades donde la naturaleza cada vez está más lejos, que resulta en fenómenos como que los jóvenes ya tienen un conocimiento muy reducido de la naturaleza empezando por cuestiones como de dónde sale el Sol, de dónde viene la leche, cuántas aves viven en mi alrededor.»

Rainer Ressl:

«Esas nuevas tecnologías nos ayudan justamente en mejorar esas limitaciones, porque la gente ya no físicamente tiene que desplazarse para experimentar y vivir este ecosistema de manera inmersiva. De tal forma que, la gente se sensibiliza un poco sobre el valor y la belleza de esa naturaleza y eso ayuda finalmente a la protección.»

En México los arrecifes ocupan, aproximadamente, mil 780 kilómetros cuadrados y se distribuyen en tres zonas, la costa del Pacífico, las costas de Veracruz y Campeche, y la costa de la Península de Yucatán. Su papel es fundamental para disminuir la fuerza del oleaje, además de ser lugares de crianza, refugio, alimentación y reproducción de muchas especies. Más del diez por ciento de ellos en el mundo se encuentran deteriorados gravemente debido a la extracción o sobre explotación de material coralino, la extracción de material de construcción como la arena, la basura, los pesticidas y las actividades turísticas no reguladas.

Rainer Ressl:

«Si no tenemos un cierto respeto por la naturaleza o seguimos destruyendo, como lo hicimos en las últimas décadas, entonces la degradación de los ecosistemas lleva también a la degradación del ambiente del ser humano. Y por eso facilitan esas cosas como las vemos ahora de las enfermedades que tienen más posibilidades de ocurrir y dispararse simplemente por la degradación de la naturaleza.»

Aquí puedes conocer el proyecto: https://interactivo.eluniversal.com.mx/2018/tangible-arrecifes/galeria.html