¿Somos las ciudades que habitamos?

Con negro y amarillo como bicromía, el colectivo Chicks on Comics dio forma a Las ciudades que somos, una novela gráfica que reflexiona sobre las dinámicas en la urbe y los espacios en tránsito

Ciudad de México (N22/Ana León).- En noviembre de 2018 se dio a conocer la obra ganadora del II Premio de Novela Gráfica Ciudades Iberoamericanas, siendo el ganador el colectivo Chicks on Comics, un grupo de artistas de la ilustración que dio forma a un «cadáver exquisito gráfico» en donde siete historietistas, que muchas de sus tardes se reúnen sólo a dibujar, dieron salida a sus experiencias en tránsito.

Chicks on Comics son Bas, Caro Chinaski, Clara Lagos, Delius, Powerpaola, Weng Pixin y Zane Zlemesa. Nosotros tuvimos un intercambio vía mail con Delius, donde abordamos esta obra a manera de instantáneas. Ideas detonadas a partir de la lectura y observación de las historias allí vertidas, y de algunas preguntas específicas sobre lo que es la ciudad para ellas ya que el premio, que es convocado por la editorial Sexto Piso y la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, tiene por objetivo reflexionar sobre las dinámicas nacidas en la urbe y su impacto en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, de 2015.


Ideas:

-La ciudad como un juego

Todo el tiempo, el mejor escenario.

-Como un espacio de experimentación

Al igual que con el juego, se experimenta a muchas escalas y con diversas cantidades de gente. Ideal con las limitaciones que ofrece.

-Como espacio de proyección al futuro

Como dispositivo del presente trataría de pensarla, el futuro se proyecta desde muchos espacios.

-Como espacio de memoria

Inevitablemente, la ciudad está estrechamente ligada a los recuerdos, de diferentes épocas, de cualquier persona.

-Como observatorio

Muy interesante observatorio, con diferentes escenarios.


Dudas sobre la ciudad, cualquier ciudad

¿Hasta dónde nos define la ciudad que habitamos?, ¿hasta dónde en la que nacimos?

La ciudad que habitamos es definida por nuestros deseos y la manera en que les damos lugar. La ciudad en que nacimos define un aspecto originario del carácter, el lugar de mis ancestros, la manera en que ellos entendían la vida según las costumbres de su tierra.

¿Hasta dónde nos definen los viajes que hacemos?

Los viajes son definitorios en todos sus aspectos, desde que empiezan hasta que terminan.

Vamos rehaciéndonos de ciudad en ciudad, ¿por qué los viajes se plantean como estrategia de reconstrucción?

Porque para reconstruirse hay que deconstruirse bien y empezar de cero. Viajar a un lugar nuevo supone esa oportunidad de ser de otra manera, cambiar, reponerse.

Reconstruirse sin la mirada prejuiciosa de los demás.

¿Para ti hay ciudades que nos permiten “sentirnos libres”?

Sí, para mi existen algunas ciudades que hacen sentir libres a sus habitantes y visitantes; depende para cada quien, cada ciudad.

¿Qué significa el espacio en tránsito, ese que está entre ciudades?

Significa una zona de transición, un espacio que conecta y cambia el entorno a la vez.

¿Qué significado tiene para ti la ciudad?

La ciudad es como la casa de uno, pero más grande. Es como un gran hormiguero; un ser complejo hecho de tierra, metal, cemento, árboles y cañerías. La ciudad significa parte de la personalidad colectiva de cada uno.

¿Son las ciudades las que contienen personas, son las personas las que contienen ciudades?

El lugar y los habitantes tienen una relación continua y recíproca que define su identidad. Un lugar X sin esas personas o personas X en otro lugar harían que cambie el asunto. Los habitantes son los actores del carácter de la ciudad.

¿La ciudad como un reflejo del paisaje interior?

Sí, de acuerdo con esto. Al igual que con la casa de uno también, ambas son un reflejo espacial de la persona que la habita y el momento personal que esté pasando.

¿Los dibujos para hacer o responder preguntas?

Para ambas cosas, quizás en mi caso más para responder o para dejar la pregunta asentada con una imagen que la exprese.

Las historietas ¿para mirarse?

Para mirarse y también para leerse, para apreciar la estética de la obra con sus detalles (una secuencia bellamente dibujada, por ejemplo), pasar un momento en la cabeza de otro artista, para tratar de entenderse uno como habitante del mundo.  

Básicos

¿Cuándo y cómo surge Las ciudades que somos?

El proyecto del libro nace a principios del 2018, con la idea de presentarnos como colectivo al II Premio de novela gráfica Ciudades Iberoamericanas organizado por la UCCI y la editorial Sexto Piso. Del colectivo de siete integrantes nos presentamos seis. Nos pusimos de acuerdo en que debería ser un libro con nuestras voces a coro, narrando en torno al tema “ciudad”, enlazadas por el tópico “viaje”. Cada una tenía ideas y experiencias para contar al respecto, así que establecimos el formato y tamaño del libro, la cantidad de páginas conveniente para todos los trabajos, la paleta de colores y la idea de portadilla para cada relato.

¿Por qué esa paleta de colores?

El grupo se llama Chicks on Comics que se traduce como “Pollitas en la Historieta“, nosotres solemos utilizar al pollito (la cría de la gallina) como un animal que nos representa, y al ser amarillo su color es un tinte que encarna al grupo. Además, de los colores primarios es el que tiene la luminosidad más alta; cuando decidimos restringir la paleta de colores a una bicromía de amarillo y negro (el blanco es el color del papel) como una característica más que unificara el proyecto, nos pareció que esta dupla cromática nos daba la posibilidad de un gradiente más amplio en los brillos resultantes de la mezcla de esos dos colores.

¿Cómo es una tarde de dibujo de Chicks on Comics?

Muy bonita, de producción, de conversación sobre nuestra realidad artística, personal y social. de pensar cosas. Es un hermoso hábito juntarse a dibujar porque es compartir una tarde con alguien, como viajar en auto hasta la costa. Además favorece la producción, uno se enfoca y resuelve cosas, aprovecha mejor el tiempo.