“El castillo de Barbazul”, una obra cargada de simbolismo y complejidad

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Yoali Daniela Serrano habló sobre la ópera que presentó el fin de semana en el Centro Cultural Helénico

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/04/barbaazul_02.jpg_carlos_baeza_artbox_fotografia_y_luis_amaro.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”] [/et_pb_image][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Imagen: Carlos Baeza (Artbox)/ Luis Amaro

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”17″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Huemanzin Rodríguez).- En la Capilla Gótica del Centro Cultural Helénico se ha presentado este fin de semana la única ópera del compositor húngaro Béla Bartók, titulada El castillo de Barbazul, obra para dos cantantes y de más de una hora de duración. Este trabajo que el año pasado se presentó en La Casa del Lago, encontró en la capilla gótica uno de sus mejores espacios para la representación.

En entrevista, Yoali Daniela Serrano, directora de El castillo, señaló que la ópera de Bartók es profunda al mismo tiempo que compleja, llena de simbolismos y de emotividad; mientras que en lo escénico es un “reto” porque “es una obra simbólica cien por ciento y de mucha profundidad y filosofía”.

Judith, la mujer enamorada que deja todo para irse con Barbazul está interpretada por Dhyana Arom y Barbazul por Enrique Ángeles; al piano y en la dirección musical está Alejandro Miyaki y en las percusiones, Ashari Martínez.

La ópera con música de Bartók y libreto de Béla Balázs, fue estrenada con poca fortuna en Budapest en 1911, con el paso de los años Bartók le hizo algunas modificaciones y en 1938, en su reestreno,  tuvo un éxito enorme. Ésta se basa en el cuento de Charles Perrault, quien retomó elementos de la vida criminal de un aliado de Juana de Arco y algunos mitos bretones para crear un cuento donde Judith síntesis del amor femenino va al castillo de Barbazul, quien le da las llaves de las siete habitaciones de éste, y al entrar a la última ─se sabe─ será asesinada. Sin embargo; en el libreto de la ópera, las cosas son diferentes, cargadas de símbolos.

“Son nuestras propias puertas interiores, nuestros miedos, nuestros deseos, nuestros demonios que muchas veces no queremos mostrar, esas puertas ocultas y, finalmente, cada puerta tiene su propio simbolismo. Nosotros quisimos experimentar y explorar con los colores estas siete puertas”, señaló Yoali Daniela Serrano.

Al abrir la última, Judith sabe absolutamente todo detalle íntimo de la vida de Barbazul. La pregunta es si después de eso, el amor es posible.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *