All City Canvas: resurge el muralismo en México

  • “Aquí, nada más y nada menos que en donde surgió el Muralismo mexicano, también comenzó este festival”

Por Perla Velázquez (@perli_s)

Ciudad de México, México, 19/04/13, (N22).- El recorrido comienza en punto de
la una. Roberto Shimizu, uno de los organizadores del festival All City Canvas,
es quien toma el megáfono para que la mayoría de las personas que van arriba
del Turibús escuchen la explicación de los murales que visitaremos.
“Aquí es nuestra primera
parada”, dice Shimizu, mientras que uno de los mayores exponentes del
grafiti estadounidense se aproxima para abordar. Futura 2000 está en la Ciudad
de México por dos razones: la presentación de la botella de cognac Hennessy y
la intervención que está haciendo para el festival All City Canvas.

“Sego es uno de los mayores
exponentes en el grafiti mexicano, hay que señalar de este mural que
realizó, es que rompió con las barreras: salió del Estado de México -de donde
es originario- y vino a pintar a una zona en donde mucha gente está cerca del
arte: en el Hotel W”, comenta Roberto.

El hotel está ubicado en Campos
Elíseos, casi en la esquina con Paseo de la Reforma, en Polanco. En los alrededores
hay un mar de oficinistas recorriendo cuadras tapizadas de tiendas de moda,
restaurantes y cafeterías que más que café, venden un vaso con un nombre escrito con plumón en su superficie, cuya fotografía pronto
estará en las redes sociales. Pero en medio de esa avenida, un
grafiti adorna una pared color cherry.

Sego siempre
maneja animales fantásticos, pero en esta ocasión quiso hacer una serie amorfa.
La pinta que hizo en Polanco, no sólo incluye color, también ocupó ramas en
distintas partes del cuerpo de la figura, que a lo lejos parecen peces.

El camión avanza y deja atrás el
primer mural que realizó Sego para el festival All City Canvas hace un año. Esta
iniciativa, que desarrollaron tres organizaciones mexicanas (Mamutt, Arto y Museo
del Juguete Antiguo México-Mujam), trajo a nueve artistas internacionales para que llenaran de color distintos muros emblemáticos de la Ciudad de México.   

Hace un año, cuando el festival
terminó, Víctor Celaya, Gonzalo Álvarez y Roberto Shimizu también organizaron un
recorrido por la zona; de esta forma vimos otra manera de embellecer la ciudad. En esa ocasión, el sol estaba pleno.

Roberto Shimizu acata muy bien el
papel de guía y al pasar por lugares importantes del recorrido explica su
historia; de la misma forma lo hace con
los museos por lo que pasamos. El parque Lincoln, el Lago de Chapultepec y la Estela
de Luz son parte del paisaje.

Me acercó al también director del
Mujam, quien me explica la idea con la que nació el proyecto: todo es para
embellecer las calles de la ciudad, asegura. “Aquí, nada más y nada menos que
en donde surgió el Muralismo mexicano, también comenzó este festival. Intentamos rescatar
los espacios y dejarle un mensaje positivo a los mexicanos”
. All City Canvas es
algo que se hizo de jóvenes para jóvenes.

En Bucareli se ubican dos diarios
de mayor trascendencia en el país: El
Universal
y Excélsior. La segunda
parada es en la llamada “esquina de la información”. Dos murales se ven frente a frente, los cuales le dan vida a las paredes del periódico El Universal. Por un lado, está el
colectivo Herakut, de Alemania, y por el otro Interesni Kazni, de Ucrania.

Herakut se inspiró en costumbres
de México, en su mural se aprecia un xoloescuincle y El Santo, quienes están
debajo del brazo de una niña. La frase: El
pasado puede ser un regalo para nuestro futuro,
acompaña la imagen. “Ellos
realmente se enamoraron de México”, afirma Roberto. Hera es quien pinta y hace
detalles; Akut dibuja. En frente de este mural, Interesni Kazni dejó su huella,
ellos pintaron una danza que realizan dos personajes que muestran las raíces
mexicanas.

El recorrido continúa. En la parte superior del transporte en el que vamos debemos cuidarnos de las ramas y los cables. Roberto recuerda que en la ocasión
pasada su cuello se atoró con un cable; “no quiero que vuelva a pasar, literal, me estaba matando”, por ello cada rato vocea: ¡Ramaaaaaa!

El Mac, es otro de los integrantes
de este paseo, él creció en un barrio latino y tiene una profunda admiración
por el Muralismo mexicano. La persona que pintó es real y se llama María
Rodríguez, es de Los Ángeles, es una defensora de los derechos latinos en Estados Unidos. La
pintura tiene una técnica especial: primero deja enfriar las latas, después éstas sacan halo y es con esto con lo que se pinta. El rostro de María Rodríguez está
en una de las paredes del hotel Reforma Avenue.

Saner ocupa otro de los muros.
Él es mexicano e intenta retomar detalles prehispánicos, folclores mexicanos,
pero sobre todo intenta hacer una crítica social. “Es una persona muy trabajadora
y humilde”. Pintó a varias personas que eslabón tras eslabón pretenden llegar
al corazón de la Ciudad de México.

Los rayos del sol son cada vez intensos. Ya son un poco más de las dos de la tarde: ya no iremos a los
murales que están en Tlatelolco y en La Lagunilla; Escif dejó un mensaje político
en el Edificio Chihuahua y Roa que hipnotizó a todo el barrio con una serpiente.

Roberto toma aire y explica para
la Agencia N22 que idearon estas pintas para dar un mensaje positivo, por ello
es que llevaron a los artistas a muchos lugares representativos de México para
que al pintar, ellos contextualizaran los mensajes. “De nada nos servía que llegara
un artista y pintara sus raíces, porque no le transmitiría nada a la gente de
México. Nosotros queremos que se encuentre arte en todos los espacios”.

Llegamos a Juárez 29. En el
edificio Dolores, Vhils, otro de los artistas urbanos, intervino el rostro de una mujer que conoció en un
mercado de la Ciudad de México. “Esta señora es una vendedora de flores, lo que
es muy característico de ella es que en lugar de pintar, utiliza un taladro”. Para lograr el rostro perfecto de la mujer, Roberto explica que primero
pintaron la pared de blanco, después llegó Vhils y taladró.

El recorrido termina en la calle
de Madrid e Insurgentes donde Futura 2000 se vuelve parte de este Festival que
ahora es denominado Global Series. “Es la misma esencia, queremos innovar y
tener colaboraciones de artistas”. Este año All City Canvas se convierte en
algo más personalizado, trabajará artista por artista, porque es muy pesado
intentar trabajar con nueve a la vez, dice Roberto.

Uno de los muros del restaurante
Seps ahora se convertirá en otro de los murales que pintarán artistas
urbanos internacionales.

El reto de este año para Canvas es llevar a artistas
mexicanos a pintar a ciudades extranjeras: San Francisco y Nueva York están
aseguradas, dice Víctor Celaya, organizador del festival.

Futura 2000 llegó a México gracias
a Hennessy. Pero gracias a All City Canvas Global Series su obra será expuesta a miles de personas que cruzan la Avenida Insurgentes. “Si seguimos
haciendo lo mismo se acabará pronto y no queremos eso”, finaliza Celaya.

La fiesta improvisada en el estacionamiento
se queda a cargo de Hennessy, mientras Futura 2000 sube a terminar el último de
los murales de All City Canvas Global Series en la Ciudad México.

13MAG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *