¿Cómo se escucharía el campo magnético de la Tierra?

Redacción/CDMX

Las señales del campo magnético terrestre no se pueden escuchar.

Por ello, un grupo de investigadores y de músicos se dieron a la tarea de capturar señales provenientes de tres satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA) para poder transformarlos en audio.

La ESA ha revelado recientemente el inquietante sonido que emite el campo magnético, gracias a la colaboración de unos músicos daneses y los registros de la misión Swarm.

El campo magnético que protege nuestro planeta es constantemente atacado cumpliendo una labor sumamente importante para los seres vivos.

Es comparable con una burbuja dinámica que nos mantiene a salvo de la radiación cósmica, así como de las partículas cargadas con los poderosos vientos solares.

Normalmente, estos campos magnéticos no se pueden ver ni escuchar, solamente cuando las partículas externas chocan con átomos y moléculas principalmente de oxígeno y nitrógeno de la atmosfera superior, parte de la energía generada por la colisión se transforma en una luz verde-azulada conocida como auroras boreales, que se observan desde el hemisferio sur.

La misión del trío de satélites Swarm de la ESA fue lanzada en 2013, desde entonces ha aportado nuevos conocimientos sobre cómo se genera el campo magnético terrestre, midiendo con mucha precisión señales magnéticas procedentes del centro, del manto, de la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera de la Tierra.

Un grupo de músicos y científicos se unieron para convertir todas las mediciones espaciales y así poder darle un audio al campo magnético de la tierra.

Klaus Nielsen, músico de la Universidad Técnica de Dinamarca, dijo, “El equipo usó datos de los satélites Swarm de la ESA, así como de otras fuentes, y empleó estas señales magnéticas para manipular y controlar una representación sónica del campo central.

El proyecto ha sido, sin duda, un ejercicio gratificante de unión entre el arte y la ciencia”.

Según los artistas, el audio fue diseñado para escucharlo en un sistema de sonido compuesto por más de 30 parlantes, los cuales colocaron bajo los sistemas de desagüe de la plaza Solbjerg de Copenhague.

“El estruendo del campo magnético de la Tierra va acompañado de una representación de una tormenta geomagnética que resultó de una erupción solar el 3 de noviembre de 2011, y efectivamente suena bastante aterrador”, comentó Klaus Nielsen. 

Las señales del campo magnético terrestre no se pueden escuchar. Fue así como un grupo de investigadores y de músicos se dieron a la tarea de capturar señales provenientes de tres satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA) para poder transformarlos en audio.

La ESA ha revelado recientemente el inquietante sonido que emite el campo magnético, gracias a la colaboración de unos músicos daneses y los registros de la misión Swarm.

El campo magnético que protege nuestro planeta es constantemente atacado cumpliendo una labor sumamente importante para los seres vivos. Es comparable con una burbuja dinámica que nos mantiene a salvo de la radiación cósmica, así como de las partículas cargadas con los poderosos vientos solares.

Normalmente, estos campos magnéticos no se pueden ver ni escuchar, solamente cuando las partículas externas chocan con átomos y moléculas principalmente de oxígeno y nitrógeno de la atmosfera superior, parte de la energía generada por la colisión se transforma en una luz verde-azulada conocida como auroras boreales, que se observan desde el Hemisferio Sur.

La misión del trío de satélites Swarm de la ESA fue lanzada en 2013, desde entonces ha aportado nuevos conocimientos sobre cómo se genera el campo magnético terrestre, midiendo con mucha precisión señales magnéticas procedentes del centro, del manto, de la corteza, los océanos, la ionosfera y la magnetosfera de la Tierra.

Un grupo de músicos y científicos se unieron para convertir todas las mediciones espaciales y así poder darle un audio al campo magnético de la tierra.

Klaus Nielsen, músico de la Universidad Técnica de Dinamarca, dijo, “El equipo usó datos de los satélites Swarm de la ESA, así como de otras fuentes, y empleó estas señales magnéticas para manipular y controlar una representación sónica del campo central. El proyecto ha sido, sin duda, un ejercicio gratificante de unión entre el arte y la ciencia”.

Según los artistas, el audio fue diseñado para escucharlo en un sistema de sonido compuesto por más de 30 parlantes, los cuales colocaron bajo los sistemas de desagüe de la plaza Solbjerg de Copenhague.

“El estruendo del campo magnético de la Tierra va acompañado de una representación de una tormenta geomagnética que resultó de una erupción solar el 3 de noviembre de 2011, y efectivamente suena bastante aterrador”, comento Klaus Nielsen. 

(Con información de DW.com)