“Pasajes de luz”

La muestra de James Turrell en el Museo Jumex

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- James Turrell es un artista estadounidense en el que se entrecruzan la concepción artística de la luz natural y artificial, su habilidad como piloto y las ciencias cognitivas y perceptuales para plantear una obra plástica que incluye escultura e instalación. Parte de su producción es exhibida bajo el nombre Pasajes de luz en el Museo Jumex

Kit Hammonds, curador en jefe del Museo Jumex:

«La premisa básica de todo el trabajo de James Turrell es la luz, tanto como fenómeno que percibimos y en sus significados más amplios: iluminación, con el sentido de ser un proceso mental o espiritual. Esta exhibición revisa el proceso en el que sus instalaciones de galería usan el color y contexto con otras ideas de lo que puede ser la luz en su trabajo.»

Probablemente el proyecto más ambicioso de Turrell es el Roden Crater, en Arizona, cuya cuenca de características extremadamente regulares le permite plantear un proyecto en donde el cielo es percibido como un domo. La exploración de la luz natural y artificial, la luz del cielo, y el horizonte son premisas básicas del trabajo de este artista que busca desafiar la percepción del espectador ofreciéndole una experiencia envolvente. 

«La gente lo conoce como un artista de luz pero él conjunta muchas influencias culturales. La instalación principal en esta exposición Ganze Welt y Ganze Welt es de hecho un término científico que significa lleno total. Empezó como una experimentación de la percepción en los años 30. Pero James Turrell la tomó y la transformó en una instalación. En el experimento Ganze Welt tus ojos son inundados con luz y en la instalación de James Turrell se entra en la luz. Cuando el ojo pierde todo su contexto o cualquier detalle presente se ve de manera diferente y de hecho ves algunos patrones del cerebro.»

A lo anterior también plantea vínculos ancestrales, como la maqueta inspirada en un observatorio estelar de la antigüedad construido en Jaipur, India. Pasado y presente se entrecruzan en esta creación.

«Lo que es común en ambas áreas es el ritual de aproximación, ya sean las instalaciones de James, el cine o los rituales espaciales del pasado, la gente frecuentemente ingresa a un cuarto oscuro y después son iniciados a la luz. Esto podría ser muy similar al cine, donde se ingresa a un cuarto oscuro y la pantalla aparece frente a ti y eres llevado a otro mundo. Creo que es lo que es único en James Turrell, su visión de conectar el pasado ancestral con nuestro presente, incluso con el futuro. Una área del Roden Crater está orientada con la posición que la Luna tendrá dentro de 2000 años. Entonces, a diferencia de cualquier otro artista, él concibe su trabajo en la historia de la humanidad más allá de lo moderno.

Pasajes de luz permanecerá abierta en el Museo Jumex hasta el 29 de marzo de 2020.