“Huachicolero”, una cinta más allá de la coyuntura

En palabras de su productor, Víctor Leycegui, la ópera prima de Edgar Nito se centra en el huachicol cuando todavía era una actividad eventual y esporádica 

Ciudad de México (N22/Huemanzin Rodríguez).- La película Huachicolero (Dir. Edgar Nito, 2019) será la que inaugure las actividades en la ciudad de Guanajuato del XXII GIFF. La ópera prima del irapuatense egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica fue rodada en febrero del 2017. Su postproducción fue ese mismo año y al siguiente buscaron suerte en la programación de festivales hasta que lo aceptó Tribeca este 2019. Después se presentó en el BUCHEON International Fantastic Film Fest (BiFan) de Corea del Sur. Previo a su estreno en México durante el GIFF, su productor, Víctor Leycegui habló para Noticias 22 Digital.

¿Cómo nació el interés por este tema?

Apoyé a Edgar en sus cortos y su tesis para el CCC, no los produje, lo apoyé porque somos amigos. Siempre me interesó trabajar con él y ya tenía un guion (que será su segunda película) para su ópera prima, pero decidió escribir este guion con menos complicaciones técnicas y presupuestales para su primer largometraje. Por ello, en 2016 comenzó la escritura con ese objetivo, trabajamos en equipo ya que todos sus guiones son coescrituras, participó el fotógrafo que es Juan Pablo Ramírez. Y así nació, con mucho trabajo en equipo. 

El tema no es nuevo, ya tiene muchos años. Sin embargo, resonó en los medios de comunicación con la política del gobierno federal y su impacto en el primer trimestre del año. Para ustedes, ¿cómo ha sido esta situación? Era algo que no esperaban. 

Edgar es de Irapuato y creció con el impacto que tienen las personas que viven cerca de una refinería como la de Salamanca. Siempre escuchó muchas historias al respecto y estuvo cercano al tema antes de que los huachicoleros se volviera famosos como parte del crimen organizado, y relevantes para la política y la vida social de México. 

El acercamiento de Edgar es de cuando el huachicol era una actividad más eventual y esporádica, cuando se hablaba de que alguien había roto un tubo para llenar unos garrafones, algo menos profesional y organizado. Él creció con estas historias y desde adolescente quería escribir algo sobre eso. Así nació la película que habla de un amor adolescente que se torna muy complicado en un entorno huachicolero. Nos tocó coincidir en la coyuntura del crimen organizado que nos ha dado esas imágenes dramáticas y terribles que vimos a principios de este año, con los muertos y las explosiones, que no tiene nada que ver con el largometraje que hicimos. E irremediablemente, la película ya está vinculada sin posibilidad de escaparse, con todo lo que ahora implica el tema. 

Más allá del panorama nacional, la película se sostiene por el trabajo cinematográfico, es una ficción, no está inspirada en los últimos sucesos. Me han preguntado si lo que ha ocurrido en estos meses le ayuda a la película para que la gente le ponga atención, en términos de los capitales simbólicos, morales y éticos, no le beneficia a la cinta ser relacionada con algo tan dramático. Sólo coincidimos en la coyuntura.

¿Hubiera sido más difícil filmar la película este 2018?

Claro, me hubiera replanteado el participar en la filmación de esta película si hubiera sido este año. Hubiéramos tenido que guardar muchos márgenes. 

¿Con quiénes te apoyaste para producir la película?

Originalmente la película iba por la vía independiente. Hemos hechos así varias películas. A Edgar le dieron personalmente un fondo para la producción que otorga el gobierno de estado de Guanajuato, que integramos a la película. La Secretaría de Turismo estatal también se involucró, de hecho, fue el primer fondo que recibimos. Después conseguimos el apoyo de inversionistas de varios países como Estados Unidos, España y Reino Unido. Así filmamos, después recibimos el EFICINE que nos ayudó para la postproducción. En realidad, siempre mantuvimos el presupuesto muy bajo pues originalmente así teníamos diseñado el plan de trabajo. Como productores siempre hemos trabajamos así las óperas primas, con el mínimo de presupuesto, porque creemos que así es como deben de ser filmadas.

¿Cuáles son los planes próximos para Huachicolero?

Apenas empezamos la ruta de festivales. El pasado mes de mayo estrenamos en el Festival de Cine de Tribeca, donde ganamos el premio a la Mejor ópera prima. Después fuimos al Festival Hola México de Los Ángeles, donde ganamos el Premio del público. Y a principios de julio tuvimos el honor de ser invitados al BiFan de Corea del Sur, donde tuvimos la función inaugural. 

Después de inaugurar en la capital de Guanajuato, en agosto viajamos a Melbourne. Por confidencialidad no puedo decir los siguientes festivales en donde participaremos, además ya tenemos algunas propuestas de otros festivales que están interesados en nuestra película. Y en términos de distribución, aún no contamos con alguien interesado en Huachicolero, nos mantenemos en la expectativa y esperamos recibir alguna oferta pronto.