Olafur Eliasson contra el calentamiento global

Cada bloque colocado pesa 110 toneladas y la instalación podrá verse hasta el 21 de diciembre

 

 

Ciudad de México (N22/Redacción). – El artista danés Olafur Eliasson en colaboración con el geólogo Minik Rosing hicieron un pronunciamiento ante el cambio climático con la instalación Ice Watch en Londres para visibilizar la crisis climática. La idea es colocar trozos de hielo glaciar ubicados fuera del Tate Modern y de la sede europea de Bloomberg.

Los bloques de hielo que colocará provienen de Groenlandia, fueron “rescatados” de derretirse después de separarse de una capa de hielo. Durante mes de julio se derritió el 97% de la capa superficial de hielo en este lugar. Las capas de hielo, de Groenlandia y la Antártida, componen alrededor del dos por ciento de toda el agua que existe en la superficie del mundo.

En Groenlandia se desprende aproximadamente 270 mil millones de toneladas de hielo al océano cada año. La Organización Meteorológica Mundial registró en 2017 el aumento del nivel del mar en 8 centímetros, el aumento más riesgoso hasta el momento.

En esta región hay dos tipos de hielo el marítimo y el terrestre. El primero no influye en el nivel del mar, pero cuando se derrite sí afecta el clima mundial porque absorbe la luz y se convierte en calor. El segundo sí afecta el nivel porque es agua que se evaporó y se ha almacenado como hielo y cuando se evapora de nuevo hace que crezca el nivel del mar.

Eliasson explicó sobre su trabajo que “al permitir que las personas experimenten y realmente toquen los bloques de hielo en este proyecto, espero que conectemos a las personas con su entorno de una manera más profunda e inspiremos un cambio radical”.

También anotó que “tenemos el poder de tomar acciones individuales para impulsar el cambio sistémico. Transformemos el conocimiento climático en acción climática”. Sin embargo, la instalación coincide con la conferencia sobre el cambio climático COP24, que se celebra en Katowice, Polonia.

El artista danés trabajó en 2012 el proyecto Little Sun donde hizo una lámpara solar portátil para quienes viven sin energía eléctrica. Este proyecto se convirtió en una red en toda África, vendió 661 mil 577 lámparas en todo el mundo.