Avances en la restauración del Monumento a la Madre

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||”]

Lo que se busca con estos trabajos es garantizar que el monumento tenga una larga vida y que otros sismos dañen lo menos posible su estructura

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/05/mota.jpg” show_in_lightbox=”on” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”12px”]

Imagen: Flickr

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”17px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).- El Monumento a la Madre, localizado en el Jardín del Arte, está siendo restaurado por el arquitecto Gabriel Mérigo y cuenta con la asesoría del INBA, autoridades de la Ciudad de México y del escultor Pedro Ponzanelli.  Este emblema de la capital del país sufrió serios daños tras el sismo del 19 de septiembre del 2017, el diseño de esta obra del arquitecto José Villagrán García y las esculturas son de Luis Ortiz Monasterio.

La escultura principal mide más de ocho metros de alto y pesa más de 25 toneladas. “Este monumento es una composición lineal que está colocada de manera perpendicular a la proporción de la misma plaza y está conformada por una plataforma, un muro de respaldo y tres conjuntos escultóricos, el central es una mujer de pie con un vestido largo, un huipil y con un niño en brazos, obviamente, es la representación de la madre. A los extremos hay una escultura, en un caso es una mujer que tiene una mazorca de maíz y que representa la fertilidad, y en el otro extremo esta un hombre que tiene un lápiz, un libro y representa el conocimiento”

Los especialistas creían que estaba en buen estado, pero no era así, el concreto está muy poroso, la varilla oxidada y se había llenado de agua en la base.  En el interior de la escultura se tenía una estructura a manera de castillo. Lo que hicieron fue dotarla de una viga de acero para darle más estabilidad.

Lo que se busca con estos trabajos es garantizar que el monumento tenga una larga vida y que otros sismos dañen lo menos posible su estructura. “En la tercera etapa vamos a poner unos andamios y a reponer las piezas que están dañadas y va a quedar como nuevo porque estamos consiguiendo la piedra,  hemos tenido suerte de conseguirla”.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]