¿Qué tan cerca está la “singularidad”?

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

En Origen, Dan Brown especula acerca de cuál es el paso siguiente de la evolución en el planeta

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/11/Brown.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”11″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Imagen: © Guido Fua

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Noé Cárdenas).- Las novelas de entretenimiento, es decir, las escritas bajo fórmulas bien establecidas y probadas para hacer de ellas un éxito de ventas, también pueden ser un camino cierto para despertar interés por la ciencia.

Este es el caso de Origen, la más reciente novela de Dan Brown, cuya trama incorpora la puesta al día de varias teorías científicas, como las relacionadas con la biología evolutiva, el dataísmo, el big bang, los alcances de la Inteligencia Artificial, o la “singularidad” anunciada –y proclamada– por Ray Kurzweil.

Desde la publicidad de la novela, ya se advierte el atrevimiento –y desenfado– con el que el autor capta la atención de los lectores, pues durante el transcurso de la trama, la novela propone responder literalmente a ciencia cierta las dos preguntas fundamentales que se ha hecho la humanidad desde siempre: ¿De dónde venimos?, y ¿adónde vamos?

Sabedor de las fórmulas exitosas, Brown contrapone esta búsqueda científica –que recae en Edmond Kirsch, un dotadísimo científico, inventor y futurólogo, por supuesto, multimillonario– a los dogmas de las tres religiones monoteístas. El encontronazo entre la ciencia y la religión se da desde los primeros capítulos y –crimen de por medio– desata la acción de la novela, que es un thriller.

Es costumbre que cada una de las novelas del ciclo protagonizado por el profesor de Harvard, Robert Langdon, especialista en arte religioso y simbología, ofrece una intriga que involucra tres elementos: ciencia y tecnología; instituciones religiosas; y sectas secretas.

En Origen, que se desarrolla en Barcelona, Madrid, Sevilla y Bilbao –más algún desplazamiento a Dubai y a Budapest-, la IA está súper desarrollada –hay un ente sintético que le haría competencia a la IA de la película Her–, aparecen un auto Tesla y una computadora cuántica ultra poderosa con la cual se pueden hacer simulaciones inéditas de procesos químico-biológicos que –quiere la trama– derrocarían de una vez por todas a las corrientes creacionistas y a las religiones que las promueven.

Origen no sería una novela de Dan Brown sin el marco artístico que ofrecen los escenarios y algunas argumentaciones estéticas. El Museo Guggenheim de Bilbao y la Sagrada Familia de Gaudí adquieren un rol protagónico, y son locaciones nada casualmente cinematográficas para que un –ya madurito– profesor Langdon y Ambra Vidal –la guapa de la historia– desarrollen la subtrama de un romance de película nunca consumado.

Al margen del conseguido suspenso que hace que el lector se mantenga permanentemente deseando saber “qué sigue después”, complacen, de Origen, las explicaciones sobre cómo funciona una computadora cuántica; algunas observaciones sobre el legado de William Blake; la esencia de la visión del mundo de Gaudí; el ejemplo del “pasillo infinito” adjudicado al biólogo evolucionista Stephen J. Gould con el que se demuestra que siempre es mejor formular buenas preguntas antes que buscar respuestas.

Las especulaciones novelescas de Dan Brown en Origen están en la misma clave prospectiva de libros como el ensayo La sigularidad está cerca de Ray Kurzweil, o Homo Deus, de Yuval Noah Harari, y se coloca en el debate actual acerca de qué tan peligrosa o ventajosa es la IA en la actualidad. Queda en lector decidir si la supuesta nueva especie que desplazará a la humanidad en el futuro conlleva un porvenir promisorio o nefando.

 

Dan Brown, Origen. Planeta, edición Kindle, México, 2017.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *