César Aira visita la CDMX para presentar “Entre los indios”

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

En una entrevista con Agencia N22, el escritor argentino señaló que actualmente ya no  hay “esos grandes escritores que hubo en el pasado” como Beckett o Faulkner

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/09/Aira.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- César Aira quería ser poeta, envidiaba los libros delgados y elegantes que publicaban sus amigos escritores de este género literario; sin embargo, durante su juventud, encontró su verdadera vocación: narrar historias breves. Originario de Argentina, ha publicado más de medio centenar de libros, entre novelas y ensayos, todos ellos con las mismas características, tener espíritu humorístico y no rebasar las cien páginas. Aira se encuentra en México para presentar su más reciente relato Entre los indios, publicado por editorial Era, que cuenta la historia de Pillán, un diablo poco eficaz que decide molestar a la tribu mapuche.

“Yo escribí varias novelas con este escenario de indios, unos indios en realidad inventados por mí, yo los llamo mapuches porque existen los mapuches, pero los míos no tienen nada que ver con los reales. Me ocupo poco de la psicología de los personajes, para mí un personaje tiene que ser sólo funcional a la historia que estoy contando, lo que me importa es la historia y no la profundización psicológica del personaje”, precisa el autor respecto a su trabajo.

Aira improvisa sus novelas, y aunque para él la verdadera literatura no debe educar, llama a sus historias juguetes literarios, “juguetes literarios para adultos, juguetes porque predomina el espíritu lúdico de juego, del placer de escribir, un placer como deberían de ser todos los placeres: sin trabas, hacer lo que quiero y no preocuparme por otra cosa.”

“Creo que ya no hay esos grandes escritores que hubo en el pasado, en el pasado incluso reciente. Basta ver a los autores a los que se les da el Premio Nobel estos últimos veinte años, son todos autores que tienen su mérito, pero son autores de segunda línea o de tercera, ya no hay de los de primera línea, ya no hay Faulkner o Beckett”.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *