Festival Internacional de Cine en el Desierto

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

El 9 de mayo inicia la séptima edición de este festival realizado en Hermosillo y que este año tiene como país invitado a Colombia

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/04/FICD2.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»center» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»17″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» text_font=»Georgia||||»]

Ciudad de México (N22/Julio López).- Todo está listo para que este 9 de mayo arranque la séptima edición del Festival Internacional de Cine en el Desierto, en Hermosillo, que este año tendrá a Colombia como país invitado.

El director general del FICD, Oliver Rendón, señaló que la selección de este año reúne a lo mejor del cine latinoamericano. Destacó el trabajo de directores como Rubén Mendoza, de Colombia; Kiro Russo, de Bolivia; e Ivan Granovsky, de Argentina; por mencionar a algunos.

La programación de este año sólo contempla 18 largometrajes, pero cada contará con la presencia de su director. Luis Ospina presentará Todo comenzó por el fin (2015); María Novaro participa con Tesoros (2017); y Amat Escalante buscará cautivar al público con su más reciente trabajo, La región salvaje (2016). La idea del FICD es acercar lo más posible a los creadores con el público, aunque éste se encuentre en lugares de difícil acceso, es por eso que en el evento no hay alfombras rojas.

“Hemos salido a la calle a hacer proyecciones al aire libre, también hemos entrado a centros de readaptación para hacer proyecciones con los directores de las películas conviviendo con los internos. Ha sido una experiencia preciosa. Tenemos la consigna de llegar a estos lugares donde el cine difícilmente llega”, señaló Rendón.

Respecto al turismo generado por el evento, Héctor Plat Mazón, encargado del despacho de fomento de turismo del estado de Sonora, señaló que el FICD atraerá a más de cinco mil personas, por lo que “siempre representa una derrama económica bastante importante en hotelería, en restaurantes, en tiendas de autoservicio, artesanos, centros nocturnos”, por mencionar algunos.

El Festival de Cine en el Desierto poco a poco se va colocando como uno de los encuentros cinematográficos más importantes del noreste del país.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *