“Frida”: un retrato naive con símbolos

  • “Podemos tener una visión un tanto superficial del trabajo de Frida, podemos decir que es un poco naive. Pero si se le estudia un poco, uno se percata que hay una multitud de referencias mitológicas”: Sébastien Perez.


Por Víctor Gaspar
Guadalajara, 01/12/16,
(N22).- Hacer una relectura de la vida y la obra de Frida Kahlo como si fuera
una partitura y ejecutarla a través de la literatura y la ilustración fue la
tarea que el escritor Sébastien Perez y su compatriota, el ilustrador Benjamin
Lacombe, asumieron en su más reciente libro titulado Frida.

“La idea surgió hace
mucho tiempo. Es un personaje con el que me topé cuando era muy joven. Me
fascinó su vida y me dieron ganas de hacer un libro. Pero la idea adquirió
fuerza hace dos años, cuando venimos justamente a México a promover otro
libro. Y nos fuimos sobre los pasos de Frida, como un peregrinaje por la Casa
Azul, a la Fundación Dolores Olmedo. Estuvimos un poco tras la pista de Frida y
ahí decidí que verdaderamente era el momento de hacerlo”, comentó Lacombe.
Para Perez, es un
trabajo con símbolos. “Podemos tener una visión un tanto superficial del
trabajo de Frida, podemos decir que es un poco naive. Pero si se le estudia un poco, uno se percata que hay una
multitud de referencias mitológicas, ya sea de la mitología griega, ya sea del
hinduismo. Verdaderamente ella es internacional”.
Benjamin Lacombe estudió
en la Escuela Nacional de Artes decorativas en París y en 2003 realizó su
primera publicación. Pero fue en 2006 que lanzó Cereza guinda, libro infantil que al año siguiente lo catapultó en
el mundo editorial y el cual en 2007 fue considerado por la revista Time como uno de los mejores libros
publicados ese año. Benjamin Lacombe realiza en Frida una propuesta editorial cercana a una metáfora pues el forro
del libro es en un textil lustroso que emula la vestimenta de Frida, sus
colores penetran cada página.
“De hecho, cuando se
toca, se tiene la impresión, a veces de fragilidad debido al papel, pero
también de fuerza porque es un papel offset. Es un papel resistente, que tiene
una consistencia y textura. Y a la vez las imágenes tienen un color un tanto
violento, no es mi paleta habitual. Me sumergí en la paleta de Frida, que es
una paleta que es a la vez extremadamente sensible, suave, bella, pero al mismo
tiempo muy fuerte, con colores muy fuertes. Y todo eso para mí hace que
participemos en el libro como un viaje. Hay una necesidad de dejar nuestra
cotidianidad para entrar en un universo y en una historia”, añadió Lacombe.
Al ilustrador francés le
gusta pensar en este libro como un viaje a través de la vida de la pintora
mexicana. Uno de los recursos de los que se vale es el suaje, las perforaciones
que tiene cada página se sobreponen a las siguientes creando una especie de
montaje en capas.
“Esta idea de estratos
es un poco la idea de los estratos presentes en sus cuadros. Es decir, que se
tiene la primera impresión de lo que se ve. Vamos a ver a Frida y los pequeños
changüitos. Vamos a ver a Frida con Diego pero también están estas flores que
quieren decir tal cosa. Hay por ejemplo, en este cuadro en el que me inspiré, nueve
flechas, nueve árboles, nueve cuernos de venado. Y todo eso no remite a los
mayas, al nueve, a los ciclos y la renovación. Es decir que se tiene la primera
impresión, la primera lectura, y después una segunda y una tercera”.

Frida, de Sébastien Perez y Benjamin Lacombe, es una publicación
de la editorial Edelvives.
Imagen:http://bit.ly/2gQsAkg
16AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *