¿Qué es una bomba sucia?

El cesio-137 es un material radioactivo utilizado en medicina, el cual se presume podría utilizarse en una bomba sucia

Redacción/CDMX

El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha provocado acusaciones de ambos bandos de preparar una bomba sucia para utilizarla en el campo de batalla.   

Al inicio de esta semana, Moscú aseguraba que tenían información, que indicaba que Ucrania había recibido instrucciones para fabricar tal artefacto.

“Según las informaciones de las que disponemos, dos organizaciones ucranianas tienen instrucciones específicas para crear la denominada ‘bomba sucia’. Su trabajo entró en la fase final”, declararon autoridades rusas.

Tras estas declaraciones, Ucrania y sus aliados rechazaron tajantemente el mensaje, Rusia también afirmó que Ucrania usará el arma en su territorio como parte de su estrategia militar.

¿Qué es una bomba sucia?

Esta arma química no es un artefacto nuclear, es una bomba usual, envuelta en materiales radioactivos que se dispersa en forma de polvo durante su explosión.

El término “bomba sucia”, también conocida como dispositivo de dispersión radiológica” (DDR), designa cualquier artefacto que, al detonarse, disemina uno o varios productos química o biológicamente tóxicos (NRBC: nuclear, radiológico, biológico o químico).

Tal bomba no se considera arma atómica, es relativamente fácil de fabricar porque utiliza un explosivo convencional que puede ser creado con materiales que son utilizados en hospitales, centros de investigación y establecimientos industriales.  

Su principal propósito es contaminar una zona geográfica y a sus habitantes a través de la ingestión en alimentos o agua, o la inhalación de materiales radioactivos.

Una bomba sucia no es un “arma de destrucción masiva sino un “arma de perturbación masiva” que principalmente busca contaminar y dar miedo”, según la Comisión de Regulación Nuclear de Estados Unidos (U.S. NRC).

A diferencia de esta, la bomba atómica es considerada como un armamento de destrucción masiva capaz de terminar con un gran número de vidas al ser utilizada.

Volodimir Zelenski rechazó las acusaciones a través de las redes sociales y afirmó que Rusia es quien en realidad está preparando la utilización de armas químicas.  

Hasta el momento, nunca han sido utilizadas en combate, así que su valor real como arma está en duda, pero han generado preocupación desde hace dos décadas.

El estallido de una bomba de este tipo generaría daños potencialmente millonarios, ya que al evacuar la zona donde sea utilizada, deberá ser descontaminada lo cual podría implicar demoler estructuras y retirar sus escombros.

La diferencia con una bomba nuclear es que esta última tiene un enorme poder de destrucción con la fusión de material altamente radioactivo, en el contexto sumamente sofisticado, tanto que apenas un pequeño grupo de países la dominan, entre ellos Estados Unidos y Rusia.

( Con información de El Sol de México y CNN)