Las leyendas del pueblo wixárika

Canal 22 estrena la serie Xatsika, palabra que significa “leyenda” en wixárika y que compila las historias y narraciones de esta cultura sobre el origen del mundo, los rituales y las costumbres que dan forman su identidad

Ciudad de México (N22/Redacción).- A través de ocho episodios, los abuelos wixaritari Uxama BañuelosFiliberto Hernández y Juventino de la Cruz de la comunidad de Tuxpán de Bolaños (Jalisco), así como Rosalío Rivera de San Andrés Cohamiata (Jalisco), narran sus versiones personales de algunos pasajes de la cosmovisión wixárika, historias que han heredado de sus ancestros y que ellos mantienen vivas en sus tradiciones. Los relatos están acompañados de animaciones que recrean a los personajes de estas historias y cuya estética recupera los colores, símbolos y motivos característicos de su cultura.

Las leyendas y relatos contenidos en esta serie son Watakame, que en dos partes narra la historia del labrador elegido por la Gran Abuela para sobrevivir al diluvio que acabó con los primeros habitantes de la tierra, Watakame construyó una canoa con un árbol sagrado y tuvo que llevar consigo los cuatro colores del maíz, así como a su pequeña perra negra guardiana; con él inició de nuevo todo y de la unión con su mujer desciende el pueblo wixárika. El tlacuache y el coyote es un cuento que narra la competencia entre estos dos animales, la cual sucedió en los tiempos en que los animales hablaban y compartían sus dones con los hombres; esta historia explica cómo, tras los numerosos embustes del tlacuache hacia el coyote, éste quedó retratado en la cara visible de la Luna. El episodio El inframundo explica cómo se fundó el pueblo y el mundo wixárika desde esta región, la aparición de las divinidades masculinas y femeninas, así como del venado considerado el hermano mayor del pueblo, quien ofreció sus rezos junto con la Gran Abuela para que la vida y los lugares sagrados germinaran en los cuatro puntos cardinales.

La historia de cómo Watakame, a la luz de Tatewaatsi (el fuego domesticado), platicó con los dioses para que el padre Sol disipara la oscuridad se narra en El fuego y el sol. En Tau Tau se cuenta cómo gracias al hombre venado se ofrecieron las ofrendas para que el Sol y la Luna iluminaran el día y la noche, y con esto, las vidas de los hombres. Por su parte, El maíz refleja las ideas arcanas que señalan que en el silencio se descifra el lenguaje del agua, del sol y de la tierra, los elementos que hacen posible la vida del maíz, del que el hombre está hecho, en él se expresan todos los colores del maíz: el rojo que simboliza la salida del sol, el negro que representa la oscuridad; el blanco, la pureza de las deidades; el amarillo, las nubes que atraen el agua y el púrpura, el alimento del alma; para los wixárikas la tierra alimenta al hombre y llegado el momento, ella se alimentará de él. Por último, el episodio Centros ceremoniales muestra la forma en que el pueblo wixárika mantiene vivas sus tradiciones en los lugares sagrados, a través de los rituales que se ofrecen al Sol y a las otras divinidades, así como en la tradición oral por la que pervive su cosmovisión, costumbres y lenguaje, manifestación de una espiritualidad heredada de sus ancestros en la que el hombre es el guardián de la armonía del universo. 

Estreno este jueves 27 de agosto por la señal de Canal 22, a las 17:30 horas.