“Welcome Home”, dice Metallica

Revive los conciertos de esta banda y vuelve también a una de sus canciones que bien puede acompañar estos días de encierro

Ciudad de México (N22/Ireli Vázquez).- Para muchas personas ya no es novedad el saber que sus artistas, músicos y bandas favoritas se encuentran haciendo uso de las plataformas digitales para mantenerse activos y mucho más cercanos a su público.

Para muchos otros tampoco será una novedad esta recomendación. En varios medios digitales, desde hace algunos días ya se dio a conocer la noticia de que Metallica transmitirá todos los lunes un concierto a través de sus redes sociales con el fin de hacer más amena la emergencia sanitaria que a muchas personas tiene en resguardo en sus casas.

Sin embargo, creemos que es una buena opción para que disfrutes en tu hogar. Esta banda ha pisado suelo mexicano en seis ocasiones, y quien ha ido a alguno de sus conciertos no puede negar que la energía que emana de James al micrófono, de Lars moviendo las manos sin parar al tocar la batería, la precisión de Kirk al tocar la guitarra y hacer una buena mezcla en los solos, y las sonidos graves que Robert hace con el bajo, son únicos.

Desempolvando los discos, (sí, porque, aunque la tecnología nos ha otorgado la facilidad de tener música de manera digital, soy de las que aún les es fiel a los discos físicos), encontré Master of Puppets, considerado uno de los mejores álbumes de la historia del rock. Aquí es donde como “mensaje del más allá”, me encuentro con “Welcome Home” una de sus canciones que, aunque esta inspirada en la película Atrapado sin salida, de Milos Forman (1975), y la letra habla sobre estar encerrado en la locura, me lleva a pensar en lo que está sucediendo en estos tiempos.

«Bienvenido a donde el tiempo se detiene, nadie se va y nadie estará. Luna llena, nunca parece cambiar. […] Sueña lo mismo todas las noches veo nuestra libertad a la vista. Sin puertas cerradas, sin ventanas sin barreras».

Ahora dentro de casa, quizá podemos encontrarnos con nosotros mismos, con quienes somos en realidad, tenemos momentos para reflexionar pero ¿y si lo descubrimos?, ¿estamos dispuestos cambiar?

Por ahora nos toca quedarnos en casa y ver sus conciertos a través de una pantalla, sin embargo, eso no significa que la vibra que emanan no se pueda sentir. Imaginemos el momento de volver a vivir uno de sus conciertos, poder estar todos en multitud y hacer vibrar el foro, el estadio o el palacio donde se les ocurra presentarse.  

Ahora, nos queda solo disfrutar.

Sigue a el concierto aquí.