Leer, escribir y danzar

La Cátedra Extraordinaria Gloria Contreras lanza una convocatoria para que, desde casa, escribas un texto con el objetivo de crear una filosofía de la danza

Ciudad de México (N22/Redacción).- En consonancia con todas las actividades que se plantean desde casa y pensando también en que la vida cultural de distintas instituciones y espacios no se detenga, Cultura UNAM y Danza UNAM, lanzan la convocatoria Leer, escribir y danzar, con miras a que «tú puedas crear una filosofía de la danza». 

¿En qué consiste el fenómeno de la danza? ¿De qué hablamos cuando decimos que un cuerpo se encuentra en estado de danza? ¿Cuál es el puente entre la danza ritual y la danza escénica? ¿Se crea un cuerpo cuando se denza?

Para despejar el horizonte, en la misma página se comparte el texto de Paul Valéry, “Filosofía de la danza”. Una lectura que busca estimular la creatividad del lector y animar la escritura. 

Tu texto no debe superar las tres cuartillas en Arial 12 y con un espacio de 1.5. La fecha límite para enviar tu texto es el 14 de abril. 


Filosofía de la Danza – Paul Valéry

Filósofo, poeta, ensayista y escritor francés, nacido el 30 de octubre de 1871 en Sète y fallecido el 20 de julio de 1945 en París, Francia. Amante del mar, de la escritura y del arte; quería volverse uno solo con el oleaje del cambiante y misterioso océano, y lo logró nadando con pasión en el ámbito del pensamiento vivo y sensible de las expresiones humanas. Fue amigo muy cercano de André Gide, con el cual publicó en la revista La Conque y La Nouvelle Revue Française; fue un gran admirador de la obra de Edgar Allan Poe, Baudelaire, Verlaine, Rimbaud, Leonardo da Vinci y Mallarmé. Su visión de la danza desde una transparente postura como espectador, llega a formular preguntas cruciales para lo que después resultará ser la investigación dancística, y demuestra que para realizar una filosofía de la danza es necesario danzar de muchas maneras, hacer danzar al pensamiento desde la experiencia viva, nutrirse de lo que se ve, de lo que se respira, de lo que se mueve. Se necesita ser amante del sentir la corporeidad en su máxima expresión.

Imagen: Paulo García / Danza UNAM