Los museos como espacios de diversión… y plusvalía

Krens ha trabajado en proyectos que apuesta por una nueva economía cultural regional que de a los espacios su propia identidad

 

 

Ciudad de México (N22/ Redacción). – La apuesta de los directivos de los museos, alrededor del mundo, es que visitarlos se convierta en una experiencia distinta y no solo contemplativa. Un ejemplo de ello es la propuesta de la compañía Culturespaces que realiza exposiciones con realidad aumentada.

Otra iniciativa es la que tiene preparada Thomas Krens en el Instituto de Arte Clark en Williamstown, Massachusetts; tiene pensado un nuevo proyecto dirigido a un nuevo tipo de museo de arte para audiencias más grandes y pensado en los valores mercado.

El proyecto arquitectónico tendrá colaboraciones de Frank Gehry, Jean Nouvel y Zhu Pei quienes proveerán espacios que semejantes a los parques temáticos y operarán con fines de lucro de forma explícita.

La idea del “parque temático” se refiere al sentido mercadológico que puede tener un recinto cultural, es decir, cómo se publicitará y cómo conseguirá más asistentes y más entradas económicas.

Krens es originario de Williamstown, trabajó en el Museo Guggenheim hasta el 2008 y regresó a North Adams en el 2013, su pensamiento es construir “activos en su lugar”.

Otra de las propuestas es remodelar el Museo de Arquitectura Contemporánea y Ferrocarril Modelo Extremo (EMRCA) bajo el diseño del arquitecto chino Zhu Pei. El espacio tendrá una destilería artesanal y un “Museo del Tiempo”, con una colección privada de relojes industriales, en su mayoría del siglo XIX.

De acuerdo con un estudio realizado por Stephen Sheppard, profesor de economía en Williams y director del Centro para el Desarrollo Comunitario Creativo, en 2017, estimó que, a largo plazo, el proyecto podría crear hasta dos mil nuevos empleos; argumentó que Krens utilizó a su favor.

Además de la propuesta del ex directivo del Museo Guggenheim, dijo que algunos sitios que podrían seguir este modelo son el  Museo del Ferrocarril Estatal de California, el Museo de Transporte de Glasgow y el Miniatur Wunderland en Hamburgo.