Y después de Saramago, ¿quién?, ¿quiénes?

Dentro de la FIL Guadalajara se desarrolló la charla “La literatura sigue (el mundo después de Saramago)” razón por la cual pensamos en cuatro autores que han continuado con la narrativa en esta lengua

 

Ciudad de México (N22/Ana León).- Y después de Saramago qué, quién, quiénes pueblan el imaginario de la narrativa portuguesa, de la poesía, quiénes habitan sus letras. La lista que a continuación presentamos sólo es un brevísimo acercamiento a cuatro autor@s en esta lengua. La realidad es que son más, muchos más quienes han dado continuidad a las letras portuguesas. Esta es sólo una invitación para ir más allá, explorar este universo literario que llega de a poco a nuestra lengua.

Luísa Demétrio Raposo

Nacida en la villa portuguesa de Oeiras, en Lisboa, esta poeta ha publicado los libros Respiração das Coisas (2010) y Nu Âmbar da Minha Escrita (2011). Además de formar parte de las antologías Participação na II Antologia de Temas Originais (2010), III Antologia de Temas Originais (2012), Portalegre em Momentos de Poesia (2011), Antologia de Poesia Contemporânea “Entre o Sono e o Sonho III” (2012). En su blog Vermelho Canalha, publica poemas, cartas y prosas poética y erótica. En una entrevista ella ha dicho que escribe para “poder desaparecer, para Ser”.

Patrícia Portela

La lisboeta es una escritora multidisciplinaria que divide su residencia entre Portugal y Bélgica. Es autora de libros como Para Cima e Não Para Norte (2008),  A Coleção Privada de Acácio Nobre (2016), Se não Bigo, não Digo (1998), entre otros. También se enfoca en el performance en donde combina todas sus facetas profesionales como escenógrafa, cineasta y filósofa. Esta fusión profesional la ha llevado a ser considera una de las artistas y autoras más desconcertantes de su generación.

Ondjaki

Entusiasta en sus entrevistas, el escritor nacido en Luanda como Ndalu de Almeida, transita entre la poesía y la narrativa. Radicado en Brasil, en español ha publicado Los transparentes (Almadía, 2012), que le valió el Premio Saramago ese año, y Buenos días, camaradas (Almadía, 2001), pero su obra incluye tres novelas más, poesía y seis libros infantiles. Su trabajo se ha traducido al francés, al italiano, al inglés y al chino, entre otros idiomas.

Gonçalo  M. Tavares

En su obra que va de la narrativa, a la poesía y al teatro, el angoleño escribe sin rebuscamientos, pero en esa sencillez de la palabra logra contener toda la complejidad del hombre como ser humano, a veces maquínico. En sus historias, que se agrupan por colecciones, desmenuza la conciencia y la vileza humana, pero es también capaz de crear un universo imaginario paralelo al real. En español se han publicado El señor Valéry (2006), La máquina de Joseph Walser (2007), Aprender a rezar en la era de la técnica (2007) y Jerusalén (2009), entre otros.