“Sinfonía Vapor”, un homenaje al Ferrocarril Mexicano

La locomotora de vapor como un instrumento en una sinfonía que celebra a los ferrocarriles y que fue creada en el siglo XIX

 

Ciudad de México (N22/Ireli Vázquez).- Era el año de 1869 y el compositor mexicano Melesio Morales tenía la tarea de escribir una sinfonía para la inauguración de la Estación del Ferrocarril Mexicano en el estado de Puebla. El compositor creó una de las obras más descriptivas y evocativas por el hecho de utilizar los sonidos reales de la locomotora de vapor. Sin embargo, el día de la presentación de la obra y dadas las condiciones climatológicas adversas, la partitura sólo se pudo presentar en el Teatro Guerrero, dejando fuera lo que el compositor tenía planeado para el público.

En el año 2004, se llevó a cabo el primer concierto de Sinfonía Vapor, en el Museo Nacional de los Ferrocarrileros, en donde gracias a la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional, a cargo del Director Enrique Arturo Diemecke, fue posible escuchar por primera vez las notas musicales de La locomotiva o mejor conocida como Sinfonía vapor.

 

Ferrocarril Occidental de México, Locomotora de vapor OdeM2    

 

Bajo un cielo azul y un clima caluroso, poco más de 3 mil personas provenientes de la región Centro-Sur de la República Mexicana se reunieron el pasado 25 de noviembre a la 14ª edición del concierto Sinfonía Vapor, en el Museo Nacional de los de Ferrocarriles Mexicanos, en Puebla.

“Esta obra que hizo Melesio Morales es una obra perfectamente vanguardista, se adelantó a muchos grandes músicos que trabajaron esta idea de orquesta sinfónica con un sentido artístico, esa fue la parte también emotiva. Como vanguardista, él no dice toquen en tal duración tales silbatos, sino, él dice hagan maniobras, entonces fue la necesidad de investigar a qué se refería con “varias maniobras”, entrevistar a varios maquinistas, estudiar las claves morse para cazar en los tiempos y en la dinámica de la propia obra, toques que no contravinieran con la música y se volvieran acordes”, explicó en entrevista Guillermo Contreras, Investigador del Centro Nacional Musical del Instituto Nacional de las Bellas Artes.

Es así como tras una investigación exhaustiva y con el apoyo de varias instituciones, se puede realizar esta representación. Una obra que nos hace pensar cómo lo que es tomado como industrial o mecánico, puede romper esa barrera con lo artístico y lo creativo.

 

Fernando Lozano dirigiendo a la Orquesta Filarmónica 5 de mayo

 

“Justo en uno de los aniversarios de la estación, trabajamos dos mesas de música, una con música popular y otra con música académica, en la música académica encontramos un conjunto de investigadores del CENIDIM esencialmente que habían estado trabajando música del siglo XIX y que conocían de música que tenía que ver con el ferrocarril. Así el mismo maestro Contreras y yo hicimos esta propuesta de hacer el concierto en 2004 con la Sinfónica Nacional y se pudo tocar por primera vez la Sinfonía Vapor”, mencionó Teresa Márquez, directora del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero.

 

Integrantes de Ferrosur Grupo México

 

Además de la obra estelar Sinfonía Vapor, la Orquesta Filarmónica 5 de Mayo tocó los acordes de las obras: Circus Polka (Igor Stravinsky), Tierra de Temporal (José Pablo Moncayo), Marcha Radetzky (Johann Strauss Jr. ), Trish Trash Polka (Leroy Andersson), Fiesta para Bugles (Leroy Andersson), Las Cuatro Estaciones (Arturo Márquez), todas a cargo de Fernando Lozano, director titular de la orquesta.

 

Todas las imágenes:  © Ireli Vázquez