Cráter descubierto en Groenlandia

Un agujero de un tamaño mayor al de la ciudad de París fue descubierto recientemente en Groenlandia

 

Ciudad de México (N22/Redacción).- Un equipo de investigadores, conformado por personas de distintas universidades y museos de todo el mundo, descubrió un cráter en Groenlandia de 31 kilómetros de ancho, equivalentes al tamaño de París. La razón por la que hasta ahora había pasado desapercibido es que se encontraba oculto bajo el hielo del glaciar groenlandés Hiawatha, de acuerdo a información de la revista Science Advances. La depresión de 31 kilómetros de ancho fue descubierta cuando los científicos examinaban las imágenes de radar que obtuvieron de la base rocosa de la isla y sugieren que puede tratarse de un cráter, resultado del impacto de un asteroide de hierro de mil 200 metros de diámetro. De confirmarse, el cráter sería el primero que puede observarse bajo una de las capas de hielo continental que cubren nuestro planeta Tierra.

Un misterio por resolver

“El cráter está excepcionalmente bien conservado y eso es sorprendente, porque el hielo del glaciar es un agente erosivo increíblemente eficiente que habría eliminado rápidamente las huellas del impacto”, explicó el profesor Kurt H. Kjaer, del Centro de Geogenética del Museo de Historia Natural de Dinamarca.

Las pruebas que llevan a los geólogos a pensar que se trató de un meteorito que se estrelló contra la Tierra son los sedimentos de cuarzo que se encuentran en las aguas del glaciar Hiawatha y que parecen haber sido sometidos a una presión enorme. Los científicos creen que solo puede explicarse por un enorme impacto. Pero hay un dato importante que todavía no han podido desvelar: el momento en el que habría tenido lugar esa colisión. Creen que pudo haber ocurrido hace tan sólo doce mil años o hace tres millones de años, pero hasta que no consigan perforar los mil metros de hielo que les permita tomar muestras del propio cráter no pueden ser más específicos, aseguran. Si hubiese ocurrido hace doce mil años, en el Pleistoceno, se trataría de un meteorito bastante joven y podría ser la explicación a otros fenómenos que tuvieron lugar en la misma época.

El doctor Ian McDonald, de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, cree podría explicar incluso un retorno a la época glaciar. “Si podemos establecer que es tan joven, lo podemos relacionar con un fenómeno climático al que llamamos el “Dryas Reciente”, un periodo de enfriamiento de la Tierra que afectó al hemisferio Norte y que duró alrededor de mil años”, aseguró el investigador en el programa de radio Today de la BBC.

Fue en este mismo periodo en el que se extinguieron los mamuts. El hallazgo del cráter, cree McDonald, puede ser la causa detrás de su extinción así como de la desaparición de una civilización, los Clovis, una de las más antiguas de la parte sur de Estados Unidos, que vivió hace catorce mil años.