Manuel Marín reinterpreta “Los animales de El Bosco”

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_text_color=”#000000″]

Para el pintor, esta interpretación se basa en el argumento de que “hay algunos artistas, escritores y pintores que tocan estructuras esenciales del pensamiento, de la vida o del alma misma”.

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/05/foto3_manuel_marin_rmm560c2cddca818.jpg” show_in_lightbox=”on” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”12px”]

Imagen: Secretaría de Cultura

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”17px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/ Óscar Cortés). – Incentivar la imaginación de los jóvenes y difundir la obra de un artista clásico, fueron las principales motivaciones que llevaron al artista Manuel Marín reinterpretar Los animales del Bosco, libro que presentó en el Museo Nacional de la Revolución acompañado de Myriam Moscona y Adolfo Córdoba.

Para el pintor, esta interpretación se basa en el argumento de que “hay algunos artistas, escritores y pintores que tocan estructuras esenciales del pensamiento, de la vida o del alma misma”. El Bosco fue un pintor español al que se le considera el primer artista en representar la fantasía. Al morir en 1516, adquirió una fama por inventar monstruos y escenas satíricas que fueron elementos distintivos de su obra, y que ahora, el artista mexicano interviene algunos personajes de su pintura y narra los momentos más significativos de su vida en esta publicación.

“Aquí no se trata de un texto teórico sino es un texto lúdico. Él trabajó con el mismo rigor que se trabaja la poesía, estos textos llenos de guiños y además tienen una vuelta de turca que después de una segunda lectura revelan otra cosa. Me encantó el proyecto, los dibujos, el texto y todo el dialogo que ocurre en conjunto”, agregó Moscona.

Mientras que, para Córdoba, “es un híbrido que es muy difícil definir, tiene a aproximaciones poéticas, pero también una propuesta plástica muy fuerte y la pertinencia de hablar de monstruos a un público infantil y juvenil que tiene un imaginario que ha estado poblado de alguna manera crecer y madurar es como una especie de mutación que tienen algo de monstruoso, también por eso es profundo y puede llegar a muchos lectores que nos reconocemos en este trabajo.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]