«Nature» incluye a científico mexicano entre los diez más destacados del 2017

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La publicación reconoce el trabajo del jefe de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, Víctor Cruz-Atienza

[/et_pb_text][et_pb_video admin_label=»Vídeo» src=»https://youtu.be/LrxExMK9-II» image_src=»http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/12/Atienza.jpg» play_icon_color=»#ffffff»] [/et_pb_video][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_font_size=»16″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Ciudad de México (N22/Redacción).- Jefe de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, Víctor Cruz-Atienza fue reconocido como uno de los científicos más relevantes del 2017 según la revista Nature. La publicación reconoce la labor de Cruz-Atienza durante los sismos del 7 y del 19 de septiembre; el geofísico demostró que el sismo del 19 se comportó “exactamente como sus modelos lo habían predicho y fue fundamental para aportar información fidedigna y útil para la población en medio de la emergencia”, se lee en dicha nota. En la que se añade, “en un artículo profético, describió cómo la energía sísmica de un terremoto reverberaría alrededor de la antigua cuenca del lago en la que se asienta la ciudad. Sus simulaciones demostraron qué partes temblarían con más fuerza y por más tiempo”, es decir, “debido a la estructura de la cuenca, los sedimentos blandos fueron capaces de soportar temblores por más tiempo cuanto más se adentraba en ellos.”

Este trabajo no es el único por el que ha sido reconocido el científico mexicano, también se incluye un proyecto en colaboración con científicos japoneses para el monitoreo de la brecha sísmica de Guerrero que desde hace cien años no registra una actividad mayor a una magnitud 7.

En entrevista con el diario El País, Cruz-Atienza se lamentó por la ausencia de una cultura de prevención en el país y porque los sismos sean vistos como una fatalidad: “desde un punto de vista estrictamente financiero, sin pensar en la cantidad de vidas que se salvarían, que es lo más importante, la prevención es la mejor estrategia, pero gobiernos como el nuestro aún no lo entienden. Mi tesis es simple: los desastres serán del tamaño que las autoridades de un país lo deseen”, declaró al diario el científico.

A la revista Nature, el científico precisó: “Cada terremoto es un animal diferente. Cada uno tiene su propia historia y recuerdos”.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_font_size=»11″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.6em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Imagen: Víctor Cruz-Atienza / NatureOswaldo Ruiz

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *