Temple de voluntario

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Un grupo de apoyo recorre la ciudad desde Bellas Artes hasta Cuitláhuac en el transporte público con un único objetivo: ayudar

[/et_pb_text][et_pb_video admin_label=”Vídeo” src=”https://youtu.be/aEIaSm945ng” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”12″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Video: Reportera, Karen Rivera; realización: Óscar Cortés

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- Un grupo de voluntarios parte desde Bellas Artes hasta Cuitláhuac con víveres y manos dispuestas a remover escombros; sin embargo, al llegar al lugar, el llamado fue una falsa alarma. La saturación de información, en algunos casos, hace que la ayuda llegue a lugares donde no se necesita o ya no se necesita. En momentos de crisis se apela a que el apoyo esté lo más organizado posible para no desperdiciar recursos humanos y materiales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *