“El viñedo que nos une”, una historia sobre el valor de la familia

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Narrada con la simplicidad de un cuento para niños y teniendo como telón de fondo el campo francés, este filme de Cédric Klapisch forma parte de la selección del 21 Tour de Cine Francés

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=»Imagen» src=»http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/08/vinopeli.jpg» show_in_lightbox=»off» url_new_window=»off» use_overlay=»off» animation=»left» sticky=»off» align=»center» force_fullwidth=»off» always_center_on_mobile=»on» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid» /][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font=»Georgia||||» text_font_size=»16″ text_text_color=»#000000″ text_line_height=»1.5em» use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Ciudad de México (N22/Fernando Salinas).- Aburrido de la vida en Borgoña, de ver el mismo paisaje todas las mañanas, Jean decide abandonar el viñedo que lo vio crecer y salir a conocer el mundo. A su regreso encontrará que las cosas han cambiado y que, tal vez, lo único que le queda es su familia.

En esta película intentamos mostrar hasta qué punto la familia es algo fundamental, incluso si a uno no le gusta su familia o siente ganas de huir, la familia siempre está en nosotros. Sea cual sea nuestra psicología. […] La metáfora del vino es justamente para hablar de cómo hay cosas que se sedimentan y que hay cosas que guardamos. Yo creo que el vino necesita tiempo y también los seres humanos que integran una familia”, explica Cédric Klapisch, director del filme francés, en entrevista con la Agencia N22.

El viñedo que nos une relata la historia de Jean, Juliette y Jeremie, tres hermanos que, a su propio ritmo, vivirán un proceso de madurez a partir de una gran pérdida. “Hay un paralelismo entre el proceso de fabricación del vino y el crecimiento de los hijos. La película está filmada en las cuatro estaciones. Y durante un año vemos cómo la uva se va a transformar en vino y vemos de qué manera los jóvenes se vuelven adultos. […] Esta película es una metáfora es casi un cuento para niños. Hay muchos cuentos para niños que hablan de la herencia, hay un molinero que va a morir y quiere distribuir sus bienes entre sus hijos, ¿a quién le va a heredar el molino? entonces, traté de contar la historia con la simplicidad de un cuento para niños”.

Cédric Klapisch presenta una historia de reflexión que apuesta por la sencillez, sin embargo, la fotografía y los hermosos paisajes del campo francés, resaltan por su belleza, “de hecho, al principio de la película, no había escrito el guion”, en cineasta que realizó una serie de fotografías en diferentes estaciones del año, partió del “placer fotográfico de mostrar el contraste entre las estaciones”.

El viñedo que nos une forma parte de la selección de películas del 21° Tour de Cine Francés que inicia el próximo 8 de septiembre.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *