Emplean técnica de edición genética para alterar la sociabilidad de las hormigas

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

La tecnología de edición de genes CRISPR ha evolucionado la forma en la que se edita, corrige y altera el genoma de cualquier célula

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/08/Tipos-de-hormigas-1.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- La edición de genes CRISPR ha sido utilizada ampliamente para modificar de forma precisa organismos unicelulares y, aún más importante, tipos específicos de células dentro de organismos más complejos. Ahora dos universidades de Estados Unidos han conseguido utilizar la CRISPR para manipular huevos de hormiga, de tal modo que ello conduce a cambios en la conducta social de los animales.

Daniel Kronauer, coautor de la investigación de la Universidad Rockefeller, menciona que, “los resultados  de estos experimentos demuestran que mediante la genética se puede profundizar con eficacia en la conducta social de las hormigas”, dijo para el portal Cell Press. Para estudiar comportamientos sociales y su base genética, las hormigas son un buen sistema.  Ahora es posible desactivar cualquier gen del que se sospeche que influirá en el comportamiento social y averiguar sus efectos.

De este modo una colonia de hormigas puede actuar como un solo y gran organismo, las hormigas son también un modelo valioso para estudiar sistemas biológicos complejos, aunque sus colonias han sido difíciles de gestionar y estudiar en los laboratorios debido a la complejidad de sus ciclos de vida.

Los dos equipos hallaron una forma de superar esto escogiendo dos diferentes especies de hormigas y empleando la técnica CRISPR. El equipo de la Universidad Rockefeller recurrió a la especie Ooceraea biroi, que carece de reinas en sus colonias. En vez de crearse una colonia basada en la actividad reproductiva de las reinas, los individuos de esa especie se desarrollan como clones a partir de huevos no fertilizados, naciendo grandes cantidades de hormigas que son genéticamente idénticas, a través de partenogénesis. Esto significa que, usando CRISPR para modificar huevos individuales, los científicos pueden hacer crecer rápidamente colonias que contienen la mutación genética que se desee estudiar.

El otro equipo, integrado por investigadores de la Universidad de Nueva York, usó hormigas de la especie Harpegnathos saltator. El equipo de Claude Desplan eligió esta especie porque sus hormigas poseen un rasgo peculiar que las hace fáciles de transformar de obreras a reinas. Si la reina muere, las hormigas obreras jóvenes empezarán a luchar entre sí en busca de la supremacía. Al final, una de ellas se convierte en una “pseudorreina” y se le permite poner huevos.

En el laboratorio, el equipo de Desplan puede intervenir en cualquier embrión de obrera para cambiar esta configuración genética. Convirtiendo así a la obrera en una pseudorreina, que puede poner huevos, propagar los nuevos genes, y generar una nueva colonia.

El gen que ambos equipos de investigación desactivaron con la técnica CRISPR se llama orco. Una vez que el gen fue desactivado, las hormigas quedaron ciegas de forma efectiva ante las señales de las feromonas que normalmente usan para comunicarse. Sin estas pistas químicas se convierten en asociales.

 

[/et_pb_text][et_pb_testimonial admin_label=”Testimonio” url_new_window=”off” quote_icon=”off” use_background_color=”on” background_color=”#d8d8d8″ background_layout=”light” text_orientation=”left” body_font=”Georgia||||” body_text_color=”#000000″ body_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

CRISPR, técnica de modificación genética

En los últimos años la ingeniería genética se ha concentrado en desarrollar mecanismos de edición genómica para manipular de forma específica y directa, secuencias del genoma de organismos vivos. Entre ellas están las nucleasas de secuencias palindrómicas repetidas inversas (CRISPR-Cas), que brinda la posibilidad de cambiar una secuencia de ADN de forma rápida y fácil. El desarrollo de esta tecnología marca una nueva etapa en la ingeniería genética, pues permite editar, corregir y alterar el genoma de cualquier célula de una manera fácil, rápida, barata y altamente precisa.

[/et_pb_testimonial][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *