Edgardo Aragón nos cuenta sobre “Memoria tísica”

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Esta, su primera exposición en solitario, se exhibe en el MACO de Oaxaca; un agudo registro de la situación social y política del país

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/07/edgardo-aragon-mensajes-bote-800×800-1.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”] [/et_pb_image][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”12″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Imagen: Edgardo Aragón, Mensajes (Bote), 2012.

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Oaxaca (N22/Alberto Aranda).- Los saqueadores de tumbas que a pesar de tener pesadillas por su labor continúan profanando la tierra, los desaparecidos que no encuentran justicia, los migrantes que regresan con autos que después terminan convertidos en chatarra y se convierten en un problema de contaminación y los pleitos que hay por la tierra estéril, pero que vale como si se tratara de lingotes de oro, son los temas de los que trata el trabajo de Edgardo Aragón.

“En principios de cuentas es un análisis, es un tratar de comprender, de traducir todos esos problemas y después, como es una visión muy particular trato de compartirla con el público y el público decide si lo toma como una denuncia o lo toma como parte de un desarrollo de aprendizaje del artista que está compartiendo contigo”, señala el artista en entrevista.

Memoria tísica, título de la muestra de Aragón (1985) en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, es una denuncia de la situación política y social de Oaxaca, su lugar de origen, y del país en general. La curadora de la exposición, Virginia Roy, señala que “es obvio que él tiene un especial interés por abordar los problemas políticos del país. Estos fallos, esta mirada crítica, los fracasos de la sociedad tanto estatal, gubernamental, económico de la actualidad y también haciendo un repaso viendo de dónde sale, el origen de todo esto, del fracaso del progreso que prometieron de alguna manera”.

Marco Morales, también curador de Memoria tísica: “sobre todo pensamos en trabajo reciente porque no queríamos que fuera un tipo de exposición retrospectiva de un artista tan joven como es y concentrarnos en el trabajo que diera idea de sus preocupaciones, de una forma mucho más amplia, que las personas que no están familiarizadas con su trabajo después de ver esta exposición tuvieran una idea de las preocupaciones del artista”.  

Originario de Oaxaca, Edgardo admite que es una falla del sistema ya que debió ser un jornalero en Estados Unidos, trabajar de día y de noche; sin embargo, estudió arte y ha podido viajar para mostrar su sentir sobre la modernidad que no trajo bienestar para todos, siempre con una carga de humor.

“Si hay ironía, sí hay humor negro y yo creo que es muy importante tratar los temas de esa forma para quebrarse la cabeza, porque si no lo logras asumir con humor te puedes empezar a generar una serie de demonios internos de los que no puedes salir tan fácilmente”.

De las piezas que presenta el MACO, destaca una serie de relojes de arena colocados en uno de los patios. El tiempo ha quedado detenido para la justicia que no llega para las víctimas: “la pieza un poco trata de hablar de todas esas cosas traslúcidas y de todo ese aire viciado que nos tratan de vender como verdad, entonces la pieza es un jardín en términos estéticos, pero es un jardín que representa las lápidas de todos estos estudiantes desaparecidos que a su vez son la punta del iceberg de todo el aparato político mexicano de desaparición forzada. Desde los años cincuenta, sesenta, hasta ahorita y que es continúa.. Entonces, usé la ceniza porque nos venden como verdad la ceniza, pero la ceniza es el resultado final de cualquier proceso de destrucción”, concluye Aragón.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *