Escenas gastronómicamente grotescas

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Food for Thought, una exhibición del artista Raúl Ortega Ayala, reflexiona acerca del consumo alimenticio, nuestros hábitos de consumo y los momentos en que se pervierte el valor de la comida

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2017/05/unnamed-5.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”17″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- En la galería Proyectos Monclova, Raúl Ortega Ayala (Ciudad de México, 1973), presenta Food for Thought, una serie de escenas producidas cuando el consumo alimenticio es desvinculado de la necesidad y el deseo por la comida.

El artista hace una crítica al consumo grotesco de alimentos y el manejo de la comida en la actualidad. Sus intervenciones cuestionan las tradiciones gastronómicas de diferentes culturas y las formas en las que nos relacionamos con los alimentos que nada tienen que ver con un acto de abastecer al cuerpo del combustible necesario para sus actividades diarias.Se aborda también la noción de “buen gusto”.

Babel Fat Tower, una torre creada con grasa, replica la obra de Pieter Brueghel el Viejo, de 1563, que es expuesta bajo la luz de varias lámparas para disolverla; Melting Pots, un buffet basado en el que se servía en el restaurante Windows on the World, en la cima de la torre del World Trade Center de Nueva York. Las bandejas en las que se sirve la comida son fabricadas por una compañía que utiliza metal recuperado, incluyendo el recolectado en la zona cero. Tradiciones como (Tomatina (Tomatina-Tim) y el Festival del queso rodante (Untitled (Cheese Rolling)) son también abordadas en la muestra.

Las desviaciones de la gastronomía, las escenas grotescas que se crean en torno a ésta, el consumo y las tradiciones son abordadas y cuestionadas en esta exhibición que permanecerá hasta el 10 de junio en la galería de la colonia Roma.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *