El Fondo Consejo Mexicano de Fotografía obtuvo en 2016 reconocimiento de la UNESCO

  •  El acervo, en resguardo del Centro de la Imagen, se compone de 8 mil
    imágenes de 892 autores de 27 países.

Ciudad de México, 30/12/16, (N22/Secretaría de Cultura).- Con el propósito de
promover su preservación y convertirlo en herencia documental de la humanidad,
el Comité Regional para América Latina y el Caribe declaró al Fondo Consejo
Mexicano de Fotografía como Memoria del Mundo de la Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
El programa Memoria del
Mundo tiene como propósito asegurar la preservación, por los medios más
apropiados, de la herencia documental que tiene significado mundial y fomentar
su  preservación.
Además, busca
desarrollar productos basados en esta herencia y ponerlos a disposición para
una amplia distribución, asegurándose que los originales se mantengan en las
mejores condiciones posibles de conservación y seguridad.
El Comité Regional para
América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO anunció
21 nuevas incorporaciones al Registro Regional provenientes de 11 países.
  
El Fondo Consejo
Mexicano de Fotografía (1976-2000) es una de las colecciones más importantes
que resguarda el Centro de la Imagen de la Secretaría de Cultura.
Fue creado dentro de los
trabajos del Consejo Mexicano de Fotografía, institución fundada por los
fotógrafos Pedro Meyer y Lázaro Blanco Fuentes y la crítica de arte Raquel
Tibol en 1976, con la finalidad de promover la investigación de la fotografía
mexicana.
Sin embargo, en 2014 un
grupo de académicos y fotógrafo miembros del Consejo se reunieron y declararon
el cese de sus actividades, decidiendo que su colección fuera donada al Centro
de la Imagen para su resguardo y preservación en abril de 2014.
El fondo se compone de
aproximadamente ocho mil impresiones fotográficas de 27 países, principalmente
de América Latina y Europa, entre otros: Alemania, Austria, Canadá, Colombia,
Chile, Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Guatemala, Honduras, Italia, Perú,
Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela. 
Se trata de piezas
únicas que corresponden a un momento histórico en el que un grupo de
especialistas se asociaron para realizar distintas actividades relacionadas con
la difusión de la práctica fotográfica.
El fondo también cuenta
con una parte importante de archivo documental: correspondencias, invitaciones,
convenios, boletines de prensa e informes del Consejo Mexicano de Fotografía, a
través de los cuales se puede observar que su objetivo era promover el
intercambio de conocimiento acerca de la historia y la práctica fotográfica.
En el Fondo Consejo
Mexicano de Fotografía se encuentra obra de 892 autores, entre éstos: Sara
Facio, Eduardo Comesaña, Joâo Aristeu Urban, Claudia Andujar, Juca Martins,
Mario García Joya Mayito, María Eugenia Haya Marcha, Alberto
Korda, Patricio Guzmán, Cornell Capa, Edward S. Curtis, Harry Fischer, Ruth
Mayerson Gilbert, Paolo Gasparini y Martin Parr.
De acuerdo con Diana
Velázquez, coordinadora de Acervos Centro de la Imagen, el Fondo Consejo
Mexicano de Fotografía es una colección de enorme importancia histórica y
cultural por los valores que representan cada una de estas imágenes que es
principalmente documental.
“Las fotografías que la
integran son de autores que intentan documentar lo que estaba pasando en
América Latina en los años setenta, ochenta y noventa. Prácticamente las
temáticas son de índole social, de lucha y el reflejar de los movimientos
sociales de esa época”.
Diana Velázquez señaló
que este es el primer archivo fotográfico mexicano, de tipo documental, que se
reconoce como Patrimonio Memoria del Mundo de la UNESCO.
Entre las piezas que
integran el Fondo Consejo Mexicano de Fotografía destacan 10, que formaron
parte del proyecto que se presentó a la UNESCO, a manera de ejemplo del
universo que se encuentra en este acervo:
Siqueiros,
de la serie Siqueiros
tras las rejas,
de Héctor García; Caminantes, de José Luis Neyra; Palacio
de Lecumberri,
de la serie Prisión de sueños, de Nacho López; El
Quijote de la farola, 
de Alberto Korda; Sin título, de
Enrique Bostelmann; Red terror y La loba plateada castigan a la cordobesa, de
John O´Leary.
La
sombra / huipil de tapar,
 de Mariana Yampolsky; Día nacional de luta, Policía x
estudiantes
(sic), 25 de agosto de 1977, de Ricardo
Chaves; Aproximación a la vida, de Sara Facio, y Juegos de
guerra,
de Rodrigo Moya.
  
De acuerdo con la
coordinadora de Acervos del Centro de la Imagen, la entrega oficial del
reconocimiento Memoria del Mundo de la UNESCO se realizará el próximo mes de
febrero, en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de
Minería.
Imagen:Secretaría de Cultura
16AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *