¿Qué nos dicen los números sobre la credibilidad en el gobierno?

  • “Más del 70% de los mexicanos no creen en la democracia del país” Según el  reciente estudio  en donde participaron  investigadores del CIDE, ITAM, FLACSO y Ciesas.

Por Yessenia Torres
¿El Gobierno Mexicano ha perdido
credibilidad? O podríamos reestructurar la pregunta ¿Alguna vez ha existido la
creencia del pueblo mexicano en su gobierno? La Constitución se refiere a los
Estados Unidos Mexicanos como un país libre, soberano y democrático, sin
embargo, la historia de nuestro país está marcada por la constante palabra corrupción. Los siguientes datos son  evidencia de la percepción que tiene la
sociedad civil ante su forma de gobierno, también se puede advertir la imagen
de México en el extranjero.

México, un país corrupto
De los 34 países que integran la
Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) México es el país con la puntuación más
baja según el Índice de Percepción de la Corrupció,
programa elaborado por la organización
Transparencia Internacional. En el ranking general, México obtuvo una
puntuación de 35 sobre 100 y se ubicó en la posición 103 de 175 países, junto
con Bolivia, Moldavia y Níger.
(La escala va de a 100 donde el
número más alto representa los niveles más bajos de corrupción)

México, un país violento…
De acuerdo con los Indicadores de
Gobernabilidad Sostenible, un análisis realizado entre los 34 países que
conforman la OCDE, México continúa
siendo uno de los países más violentos del mundo
, apenas mejor que la de
Honduras, pero es tan mala como la de Colombia.

México, un país peligroso…
Según el Índice de Seguridad
Pública en América Latina, México fue
calificado con el número más alto de peligrosidad
dentro de una escala del
1 al 5, por detrás de Venezuela, Honduras, Guatemala y Haití.
A pesar de que los estudios
recopilan datos del año 2014, la historia de México siempre ha quebrantado los
derechos de ser regidos bajo un gobierno democrático.

La corrupción ilustra la historia de nuestro país.
México se rige bajo un modelo
pluripartidista y construye una historia a base de distintos intereses  políticos, sociales, culturales y económicos.
No obstante, oficialmente el país ha sido gobernado por más de 70 años por el
Partido Revolucionario Institucional (PRI) y 
una docena por el Partido de Acción Nacional (PAN).
Tras el movimiento estudiantil de  1968 y el nacimiento de la deuda externa, que
traería consigo una de las peores crisis económicas de nuestra historia, se
recuerdan importantes sucesos que comenzarían a caracterizar una nueva forma de
modelo priista a base de un discurso peyorativo, carente y acompañado de nuevas
técnicas propagandísticas.
Los intereses individuales y
políticos se descaran a partir del año de 1976 con el  último informe de gobierno que estuvo acompañado
de lágrimas de un presidente arrepentido; después vinieron los conflictos
económicos y sociales tras el terremoto de 1985; la famosa “caída del sistema”
en las elecciones de 1988 y  la muerte de
Luis Donaldo Colosio.

“Más del 70% de los mexicanos no creen en la democracia del país”
Según el  reciente estudio  en donde participaron  investigadores del CIDE, ITAM, FLACSO y
Ciesas.
Entonces, hablar de falta de
credibilidad  hacia el Estado es la
respuesta para un gobierno que promete demasiado y no cumple, hacia una
política en la que prevalece una inestabilidad económica derivada de intereses
individuales por parte de los sectores públicos y privados, que tendrían por
obligación regular las normatividades para un desarrollo correcto de la nación.
“El informe sobre Calidad de la
Ciudadanía refiere que el 66% sostiene que las
leyes se respetan ”poco o nada”
. Sólo 19% confía mucho o algo en los
partidos políticos y sólo el 17 por ciento en los diputados. En contraste las
instituciones más acreditadas son el Ejército (62%), la Iglesia (55%) y los
maestros (56%)”

Gobierno actual
Después de 12 años de un gobierno
panista, el régimen priista llegó con fuerza anunciando malas noticias desde
antes de la llegada de Enrique Peña Nieto al poder. Para el año 2012 las calles
de la Ciudad de México fueron testigos 
de marchas y protestas en contra de la llegada de este político a la
silla presidencial.
Su gobierno se ha caracterizado
por una fuerte labor mediática, inestabilidad económica, violencia e
inseguridad. Meses atrás el presidente aparecería en la Revista Times con el titular Saving México, presumiendo una nueva
forma de gobierno en la que se dejaría atrás la lucha contra el narcotráfico
que había iniciado su antecesor Felipe Calderón.
Sin embargo la credibilidad del
gobierno priista se encuentra en una severa crisis luego del asesinato de tres
estudiantes y desaparición de 43 en la Normal Rural de Ayotzinapa, más la
ejecución de 22 personas en Tlataya, donde se asegura participaron militares.
Al paralelo se suma el escándalo de la adquisición de la mansión millonaria por
parte de la ex actriz Angélica Rivera.
La firma de análisis económico
mexicana TransEconomics asegura que estos hechos reflejan la debilidad del Estado mexicano y afectan la credibilidad
de ese mismo estado para implementar 
reformas.
Los crímenes impunes durante el
gobierno de Enrique Peña Nieto han sido un punto rojo en la crítica nacional e
internacional. Los ciudadanos no solamente siguen sin creer en el gobierno
mexicano, sino que sus autoridades les inspiran desconfianza. Al mismo tiempo
la situación económica del país pasa por una situación crítica.

“En la encuesta de especialistas
del sector privado de septiembre del Banco de México, el 24% de los
entrevistados dijo que la inseguridad
pública es el principal factor que pone en riesgo el crecimiento económico del
país
.”
Desde la desaparición de los
estudiantes, sectores de la sociedad civil, universidades públicas, así como
manifestaciones y solidaridad por parte de otros países, han puesto en
evidencia el carente y antiguo priismo con el que se gobierna actualmente la
nación mexicana.  

Mientras tanto, la figura de
nuestro presidente, por la que apostaron diversos medios de comunicación ya no
lo han considerado tan rentable en cuanto a técnicas publicitarias y
propagandísticas. El Estado mexicano se ve en la necesidad de moldear su forma
de gobierno, pues a pesar de que la credibilidad del gobierno ha sido
inexistente desde los inicios de nuestro país como nación independiente, hoy se
habla de un gobierno burdo y absurdo.
Fuente: http://bit.ly/1EHXg0r
             http://bit.ly/1wzIDs9
             http://bit.ly/1NTLYZy
             http://bit.ly/1smGTQm
             http://bit.ly/1MyTJ3V
Imagen:http://bit.ly/1xkXqDg
             http://bit.ly/1FZuK7R
             http://bit.ly/1wF1kfc
             http://bit.ly/1wF2ZkW
15AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *