Solidaridad y sexualidad, trasuntos de cinta “Un mundo secreto”

DISTRITO FEDERAL, México, (N22/Conaculta).- 
La génesis de Un mundo secreto comenzó hace un tiempo cuando todavía estudiaba en el Centro de Capacitación Cinematográfica del Conaculta el director Gabriel Mariño, donde su gusto por el documental y por hacer un diario como una forma de autoconocimiento y transformación detonó en lo que sería su primer largometraje.
Ahora Un mundo secreto se presenta como una mirada honesta y sencilla para ahondar en la crisis que viven los jóvenes, esto a través del personaje de María, quien a sus 18 años atraviesa por un momento difícil, pues no sabe qué quiere ni a dónde ir.
Así Gabriel Mariño ofrece un especie de road movie en el cual  María recorre parte del país con un solo objetivo ir ver ballenas a Baja California Sur, durante su travesía se cruzarán con diferentes personajes y con los cuales explorará la solidaridad y su sexualidad.
La película sorprende por su sencillez, por su producción acotada, con un presupuesto cercano a los tres millones de pesos, pero sobre todo por la libertad con la que Mariño retrata el mundo de los jóvenes y lejos de victimizar a María logra que en el ejercicio style=”fontlla tome la mejor decisión ans-serif;”>

Uno de los elementos que destacan en el filme de Gabriel Mariño es su calidad fotográfica y la brillante actuación de Lucía Uribe, como la joven confundida en busca de su identidad.
“Para mi era importante hablar de los jóvenes, de lo que viven y piensan, sobre todo en este momento en que no hay muchas alternativas y el futuro parece muy nebuloso y esto te rompe el corazón porque ellos no tiene la herramientas para enfrentarlo.
“Pero tan del Rivera Maya Film Festival que se desarrolla en Playa del Carme, Cancún y Tulum, zona turística del estado de Quintana Roo, y que culminará el próximo domingo 25 de marzo.
Uno de los elementos que destacan en el filme de Gabriel Mariño es su calidad fotográfica y la brillante actuación de Lucía Uribe, como la joven confundida en busca de su identidad.
“Para mi era importante hablar de los jóvenes, de lo que viven y piensan, sobre todo en este momento en que no hay muchas alternativas y el futuro parece muy nebuloso y esto te rompe el corazón porque ellos no tiene la herramientas para enfrentarlo.
“Pero también traté de hacer una película esperanzadora, porque estoy convencido de que así como hay muchas cosas negativas, también otras que pueden ayudarnos a salir adelante, es decir hay recobrar la fe en nosotros mismos”, puntualiza el actor.
El Riviera Maya Film Festival concluirá hasta el próximo 25 de marzo. Para conocer la programación se puede consultar http://www.rmff.mx/ 

Foto: http://bit.ly/GToEFD

12NC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *