Conaculta recuerda a José Luis Martínez a través de su biblioteca

Fuente: http://bit.ly/GzwD15
DISTRITO FEDERAL, México, (N22/Conaculta).- 
La biblioteca personal de José Luis Martínez consta de más de 70 mil ejemplares, entre libros, revistas y un fondo documental, la cual fue adquirida por el Conaculta para su preservación.
Con motivo del quinto aniversario luctuoso del escritor, Daniel Bañuelos Beaujean, responsable de los servicios bibliotecarios del acervo de José Luis Martínez, habla del trabajo que se ha realizado.
“Tras la muerte del maestro en 2007, el Conaculta se aboca a la compra y adquisición del acervo. Al año siguiente se traslada la colección Martínez a la Biblioteca de México José Vasconcelos con el propósito de brindarle los tratamientos adecuados para su mejor conservación. Se efectuaron procesos para suprimir la humedad existente en los libros, eliminar posibles insectos en el papel, etcétera.”
Bañuelos Beaujean resalta que, aunque el maestro Martínez era un amante de la palabra impresa y siempre fue sumamente cuidadoso, tener tantos miles de libros y documentos en casa hacía complicado que estuvieran en óptimas condiciones de temperatura y humedad, por lo que la serie de cuidados que ahora se tienen extenderá considerablemente la vida útil de esos valiosos materiales. Para ello, en la sala se cuenta con un sistema de bioclimatización.
Bañuelos explica: “Lo que afecta más a un libro son los cambios súbitos de temperatura, de modo que en esta área la temperatura está regulada de forma automatizada las 24 horas para permanecer a una temperatura de entre 22 y 26 grados centígrados. Esto se logra de forma ecológica, ya que los motores que regulan la ventilación y el flujo de aire funcionan con energía solar.
“En la parte superior externa de la biblioteca se instalaron paneles solares que captan energía junto con una serie de acumuladores que la almacenan, esto hace posible que no se requiera energía eléctrica tradicional. Se trata de una sala verde que mantiene los libros en perfecto estado gracias a su temperatura regulada de forma permanente.”
Una de las particularidades de esta biblioteca es que cada unos de los cerca de 48 mil libros que contiene se encuentran registrados en un nivel tres de catalogación, el cual se puede consultar en la dirección electrónica http://bibliotecademexico.gob.mx.
“Fue un trabajo realmente extenuante. Un nivel tres se refiere a que es más detallado que el tipo de catalogación que se encuentra en la mayoría de las bibliotecas ya que, además de los datos básicos, se puede averiguar si el libro fue dedicado y qué dice la dedicatoria. Por ejemplo, si Juan Rulfo le dedicó un libro al maestro Martínez, en el registro electrónico podemos leer el texto de la dedicatoria.
“También se conservan todos los datos de los ?testigos? que el maestro Martínez acostumbraba poner en sus libros. Un ‘testigo’ en la jerga bibliotecaria se refiere a datos adicionales como documentos, tarjetas, recortes de periódico o invitaciones. Se trata de un trabajo muy importante de búsqueda, revisión y transcripción.
“Además se cuenta con una hemeroteca de 22 mil fascículos más cartas, mapas, catálogos, folletos, fotografías, sellos y tarjetas postales que se han anexado a la base de datos.”
Aunque se trata de un fondo reservado y actualmente está cerrado al público debido a los trabajos arquitectónicos que se realizan en La Ciudadela, el público podrá consultar versiones electrónicas del acervo adquirido por el Conaculta.
“Existe una sala donde al visitante se le podrá prestar una iPad para consultar el material. Se trata de una reeducación de los usuarios, que consiste en habituarlos a trabajar con las versiones electrónicas de los libros tradicionales, ya que, aunque éstos existen y están bajo custodia de la Dirección General de Bibliotecas, el propósito es conservarlos en buenas condiciones el mayor tiempo posible. Se trata de que el público conozca las ventajas de esta forma del manejo de la información.
La biblioteca personal José Luis Martínez se encuentra en la Biblioteca de México José Vasconcelos, ubicada en Plaza de la Ciudadela 4, Centro Histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *