El escritor y periodista murió ayer lunes pero el hecho fue dado a conocer esta mañana por su agente Lynn Nesbit

Ciudad de México (N22/Redacción).- La hoguera de las vanidades, la gran novela sobre Nueva York, que presenta un cuadro costumbrista en tono de sátira de aquella ciudad en los años ochenta, es una de las obras clave del escritor y periodista Tom Wolfe, considerado uno de los padres del llamado Nuevo Periodismo. Esta mañana se dio a conocer que Wolfe murió a los 87 años ayer lunes.

Corriente en la que se ubican Truman Capote, como su iniciador y uno de sus más grandes representantes y Guy Talese, Wolfe cultivó un estilo fundamentado en el realismo y en un profundo respeto al rigor de los hechos (rasgo que comparte con los otros dos escritores). Contar la realidad desde la riqueza de la literatura fue la clave para este grupo de escritores y periodistas, y para Wolfe, los pasos a seguir para lograrlo eran los siguientes: “construir el texto escena a escena como en una novela; usar la mayor cantidad de diálogo posible; concentrarse en los detalles para definir a los personajes; y adoptar un punto de vista para relatar la historia.”

Al igual que a Guy Talase, el estilo sartorial impecable fue marca indeleble de este escritor y contador de historias y uno de los periodistas que mejor retrató a la sociedad contemporánea.  A La hoguera de las vanidades le siguieron Todo un hombre (1998), Soy Charlotte Simmons (2004) y Bloody Miami (2012), esto respecto a sus trabajos de ficción. En relación a la no ficción se encuentran textos como Ponche de ácido lisérgico (1968), La palabra pintada (1975) y El nuevo periodismo (1973), entre otros.