«El mocito», una cinta para reflexionar sobre la dicotomía víctima y verdugo

La cinta documental presenta el testimonio de un hombre que sirvió como “mocito” en la DINA; será proyectada por la pantalla de Canal 22

Redacción / Ciudad de México

La juventud de Jorgelino Vergara Bravo transcurrió en el centro de detención de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y el CNI, organismos represivos que aprehendieron, torturaron y asesinaron a un gran número de disidentes durante la dictadura de Augusto Pinochet, en Chile.

En el cuartel Simón Bolívar, Jorgelino, alias “El mocito”, fue testigo involuntario de innumerables crímenes que él mismo narra en este documental de Marcela Said. Su testimonio recrea rostros, historias, nombres; avanza entre terribles recuerdos. Y es, también, el único registro para hacer justicia, ya que, gracias a las declaraciones de Jorgelino, el juez Víctor Motiglio consiguió enjuiciar y condenar a 74 exagentes del DINA.

Con frases modestas, las palabras de “El mocito” van revelando las contradicciones internas con las que vive este hombre, atormentado por el recuerdo de las terribles torturas de las que fue testigo este hombre. El espectador es envuelto en este dilema ético frente a la existencia y modo de vida de Jorgelino Vergara.

En la cinta, Vergara viaja a la capital para preguntar si tendría acceso a alguna pensión o indemnización, a final de cuentas fue testigo de los crímenes en el centro de torturas Simón Bolívar contra su voluntad. No fue verdugo, explica a un funcionario que lo mira atónito, “era el que traía el café, el que llevaba la comida a los prisioneros y también el que sacaba los cuerpos”.

En entrevista con DW, en 2011, su directora, Marcela Said señalaba: «Buscábamos a los victimarios y de casualidad encontramos a este personaje, que tenía una historia tan fuerte que nos dimos cuenta que la película era él, alguien que estaba del lado de los perpetradores y que aunque tenía un bajo rango, era a la vez cómplice». Además de que en Chile existe «un sentimiento muy grande de impotencia entre las familias de las víctimas y hay vergüenza en las familias de los victimarios, pero de eso no se habla, es tabú».

Sobre Marcela Said

Cineasta chilena, graduada en Estética por la Universidad Católica y de la Sorbonne. En 1999 realizó su primer documental para la televisión francesa, Valparaíso. En 2001 dirigió el premiado documental I Love Pinochet y en 2006 estrenó Opus Dei, codirigido con Jean de Certeau y exhibido en salas y por numerosos canales europeos.

En 2011, estrenó El mocito, largometraje documental premiado y reconocido por festivales Internacionales, codirigido también, con Jean de Certeau. En 2013 estrena en Cannes su primer largometraje de ficción, El verano de los peces voladores.

La cinta se proyecta por la señal del Canal 22 a las 22:30 horas, el próximo viernes 26 de febrero.