Adiós al genio caricaturista. Muere Quino, creador de Mafalda

Su editor Daniel Divinsky confirmó el deceso del gran artista, el dibujante tenía 88 años

Ciudad de México (N22/Ana León).- La noticia inunda las redes sociales esta mañana y no es para menos, la partida de Quino (Joaquín Salvador Lavado Tejón), creador de Mafalda, aquella pequeña niña que desde una reflexión “ingenua” pone en entredicho ideas preconcebidas y prejuicios rancios que rigen a nuestra sociedad y que ha marcado la conciencia de muchas infancias y miradas adultas. Su editor, Daniel Divinsky confirmó el deceso del caricaturista de 88 años. No se sabe la causa específica de la muerte, pero se señala que en días pasados tuvo un accidente cerebro vascular que complicó su estado.

La afilada reflexión del dibujante nacido en Guatmallén, Argentina, que se vertió en cada una de sus viñetas ha sido traducida a más de 35 idiomas. Desde aquél pequeño espacio que bien puede contener un mundo, supo retratar la historia, la censura de la dictadura y el pensamiento de una región llamada América Latina y de un país: Argentina.

En el diario El Clarín, Julieta Roffo señala que a Quino no le gustaban las clases y era demasiado tímido como para hacer amigos y que a los seis años, cuando decidió que se dedicaría a las historietas y que para eso tenía que aprender a leer y a escribir, soportó ir a la escuela primaria.

Como muchos otros, sus primeras historietas fueron rechazadas cuando a los 19 años intentó colocarlas en diarios, revistas y agencias publicitarias. Tres años después logró colocar una en la revista Esto es, era 1954.

Los trazos de Quino son inconfundibles, pero su pluma aún más, frases como en la que Mafalda señala que el garrote es “el palito de abollar ideologías”, nos dicen mucho del pensamiento crítico, agudo, mordaz y el humor de este genio de las viñetas.

Es justo Mafalda, la tira cómica más famosa de los trabajos del dibujante, que se publicó por primera vez en 1964, la que marcó a toda una generación en su país de origen, que se veía reflejada en los juegos, travesuras, reflexiones, inconformismo y rebeldía infantil que expresaba [la propia Mafalda, Manolito, Susanita, Guille, esa pequeña pandilla legendaria], como señala Ricardo Palmadessa en La Izquierda Diario. Malfalda enseñó a esa misma generación el significado de palabras como ideología, censura y despotismo.

El día de ayer, Mafalda cumplió 56 años de su primera aparición el 29 de septiembre de 1964. Un personaje que se apoderó de su creador.

Otras de sus publicaciones son: Hombres de bolsillo (1977), Ni arte ni parte (1981), Potentes, prepotentes e impotentes (1989), Humano se nace (1991), ¡Qué presente impresentable! (2005), ¿Quién anda ahí? (2012) y Simplemente Quino (2016), entre otras.

Imagen de portada: Europa Press