La carrera espacial de China, ¿cómo entenderla?

El 3 de enero pasado, Chang’e 4 alunizó con éxito. 16 años después de que China lanzara al espacio al primer tikonauta, ¿qué ha pasado?, ¿qué éxitos ha conseguido?, ¿cuáles son sus metas?

 

Ciudad de México (N22/Alizbeth Mercado).-  En 2003, China lanzó al espacio al primer tikonauta [así se dice a los astronautas en China como resultado de dos palabras taikong” (espacio) y del griego “naut” (viajero)] y desde ese momento empezó su carrera espacial. Esa fue la primera misión tripulada a la Luna; sin embargo, el 3 de enero pasado, Chang’e 4 alunizó con éxito.

De acuerdo con información de la Administración Nacional Espacial China, la sonda ha completado, de manera favorable, diferentes actividades, una de ellas fue el cultivo de una planta, lo que significa que en el futuro los enviados podrán reabastecerse sin necesidad de regresar a la Tierra.

“Después de completar con éxito la tarea de ingeniería, la misión No. 4 se transferirá a la etapa de exploración científica, el aterrizador y la patrulla continuarán realizando la detección en posición y la detección de patrulla lunar”, dijo la Administración.

Estos eventos nos hablan de una China que quiere modernizarse y acompañar su crecimiento económico con el desarrollo científico y tecnológico. Marisela Connelly, investigadora de El Colegio de México y experta en política exterior de China, piensa que para entender esta carrera espacial se debe tomar en cuenta el contexto político.

Desde que entró el presidente Xi Jinping en 2012, enfatizó mucho en la necesidad de la modernización del país en todos aspectos: militar, política, económica, social y tecnológica. “El presidente Xi Jinping se dio cuenta que los países de América Latina, a pesar de que tuvieron un ascenso importante, un desarrollo importante en la década de 1960, después se estancaron y se quedaron en ese problema de ingreso medio, entonces el presidente Xi Jinping dice, ‘China no va a cometer el mismo error. Lo que vamos a hacer es que China se convierta en un país desarrollado”.

Para lograrlo, el gobierno chino está apostando por la tecnología, “está tratando de utilizar la tecnología para llevar a cabo todos estos propósitos y, obviamente, en ese llamado sueño chino, del que él habla, donde dice que quiere que China sea un país desarrollado, que la población china realmente pueda tener una vida de país desarrollado”.

Con el presidente Hu Jintao (2000-2012) se estableció el Programa de Desarrollo Científico y Tecnológico para el Mediano y Largo Plazo 2006-2020, que establece multiplicar por seis la inversión en ese rubro para 2020, es decir, 2.5% del Producto Interno Bruto. La meta principal para 2020 es que la ciencia y la tecnología aporten 60% o más del crecimiento del país[1].

De país emergente a superpotencia

China quiere ser una potencia militar, ¿por qué quiere ser una potencia militar? —dice Conelly — “Porque sabe que, en un momento dado, va a tener que enfrentar retos muy importantes que, de hecho ya los está enfrentando, ahora que quiere mostrar su poderío en la región de Asia-Pacífico”. De acuerdo con la investigadora, “China quiere defender la soberanía de las islas en el mar del sur de China, sigue constantemente diciendo que no va a permitir que Taiwán siga separado, todo eso hace que ponga énfasis en este proceso de modernización militar”.

Entre algunos de los elementos que se necesitan para que un país se convierta en superpotencia se encuentran el poderío económico, militar y poseer recursos naturales, esta carrera implica la obtención de recursos que no se encuentran en la Tierra ¿qué significa apostar por esto?

China sabe que en la Luna va a encontrar recursos naturales importantes que pueden servir para resolver los problemas que se tienen ahora, por ejemplo, de abastecimiento, de electricidad, de abastecimiento de otros recursos. China está viendo la posibilidad de que, en un momento dado, se pueda explotar el helio que hay en la Luna ¿Por qué? Porque se han dado cuenta de que hay grandes cantidades de este elemento y que, en un momento dado, puede servir para obtener energía.

Lo quieren usar para fines militares, poder ir desarrollando la energía que necesitan para poderla usar para llevar a cabo todas estas acciones, sobre todo en el área de Asia, tendentes a que se manifieste claramente el poder que está adquiriendo China en la región.

Por supuesto, China sí quiere ser la gran potencia internacional. China ahorita sí está pensando en cambiar las reglas internacionales ¿por qué?, porque dice ‘yo ya tengo los elementos para hacerlo’, antes no, entonces me tenía que mover en ese sistema que yo no participé en crear, pero sí puedo ir creando las reglas para este nuevo sistema internacional que me beneficia a mí y empezar a hacer a un lado a EEUU.

Algunas opiniones encuentran en este contexto algunas similitudes con la carrera espacial durante la Guerra Fría que tuvo por rivales a los Estados Unidos y a la Unión Soviética, ¿podemos hablar de un paralelo?

Lo que pasa ahora es que China ha tenido colaboración con la NASA, con las instituciones soviéticas, pero la relación está muy tensa con EEUU. Sí se puede ver afectada también esta colaboración que han tenido en este sentido por toda esta política que está siguiendo el presidente Trump en relación con China.  

En el caso de Rusia, las relaciones se han estrechado muchísimo, en la última década, sobre todo. China ha apoyado a Rusia, cuando se le han impuesto todas estas sanciones económicas, China ha apoyado a Rusia, se ha estrechado la relación económica, se ha estrechado la relación en cuanto a las posiciones que tienen ellos a nivel internacional.  

Los países que participan en la carrera espacial, además de China, son Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea, Japón y la India, ¿qué significa la presencia de Japón e India para China?

Tanto India como Japón, evidentemente, están siguiendo su modelo de desarrollo específico. En el caso de Japón, no obstante que hemos visto que el papel del partido liberal democrático ha pasado por años difíciles con la recesión que tuvo en los años noventa por problemas políticos que se han dado dentro del gobierno. Japón también sigue insistiendo en mejorar sus tecnologías, recordemos que independientemente de los problemas que ha tenido, sigue siendo una potencia económica y lo mismo India, también está enfatizando su modernización económica, está siguiendo un modelo diferente al chino, pero, no obstante, está avanzando en su modernización económica, y por supuesto tiene interés en convertirse en una potencia regional.

Recordemos que entre India y China siempre ha habido problemas por fronteras, problemas que, en un momento dado vuelven a resurgir, y en otros se da la cooperación entre ellos. Pero sí, no podemos dejar a un lado a estos dos países.

¿Podemos pensar en que exista un nombramiento estatal de la Luna?

Esa es la idea, que finalmente China ya pueda tener una organización establecida, que logre realmente seguir desarrollando todos estos programas, hacer que China, finalmente, pueda establecer una estación espacial enorme, eso es lo que ellos quieren hacer, y están poniendo una fecha para 2023 desde donde ellos puedan llevar a cabo todas estas actividades dentro del espacio.

 

[1] Romer A. Cornejo B. “La política de ciencia y tecnología en China” http://revistas.bancomext.gob.mx/rce/magazines/130/5/724_Gonzalez_Cornejo.pdf