Molotov se desconecta en el Metropólitan

Tres días de conciertos en los que la banda mexicana presentó su Unplugged El Desconecte

 

Ciudad de México (N22/Ireli Vázquez).- La banda que surgiera en 1995, en la Ciudad de México, celebra 23 años de trayectoria. 23 años donde su destreza y forma de expresar ideas sobre política, desigualdad y crítica a la sociedad son transformadas en acordes y letras de canciones, que para muchos se han vuelto himnos de la nación.

Paco Ayala, Tito Fuentes, Miky Huidobro y Randy Ebright, se entregaron a poco más de nueve mil de sus fieles admiradores durante tres días en el Teatro Metropólitan, presentando su Unplugged El Desconecte. Conciertos que para muchos podrían ser algo más “íntimo”, por la capacidad y comodidad del teatro así como la combinación de sonidos que esta producción tenía.

La gente estaba ansiosa de conocer todo el disco y de escuchar las canciones que  escogerían para este material. Fue gracias a Spotify que a finales del mes de julio se conoció la primera canción que la banda había escogido: “Here We Kum”, de su tercer álbum Dance and dense denso. Poco a poco se dio a conocer la producción completa. Y en septiembre, Molotov, a través de sus redes sociales, anunció que en el mes de noviembre ofrecería tres conciertos en lo que habría sido un cine de la capital en los años cuarenta.

No hay plazo que no se cumpla y el mes de noviembre llegó: 9, 10 y 11 del presente mes, se presentaron los creadores de “Gimme The Power”, de su disco más importante y controversial, ¿Dónde jugarán las niñas?.

Afuera del recinto unas letras  grandes y doradas anunciaban la presencia de estas “bestias del rock mexicano” en el lugar. El escenario deslumbraba, desde que se entraba por las puertas de acceso, se podía ver parte de la escenografía que se utilizó cuando se grabó el disco.

Niños, adolescentes, adultos y señores se encontraban emocionados por escuchar sus canciones. Las luces se apagaron  y en lo que sería el escenario, deslumbraron unas luces blancas que se movían de un lado a otro. Enseguida se comenzaron a escuchar los instrumentos y las primeras notas de la canción “Here we kum“. Todo el público gritó al escuchar a los grandes, de la “antiley“. Entre protestas, palabras altisonantes y gritos, la gente se encontraba disfrutando de lo que sería una emblemática noche. Agradeciendo a todos, los integrantes de la banda invitaron a gente del público a que se integrara con ellos en el escenario.

Quince canciones eran las que el público ansiaba escuchar. Pero la banda había preparado muchas sorpresas para sus conciertos. Además de cantar todo el repertorio del Unplugged, a muchos dejaron impresionados al tocar los acordes de canciones que no salían en el disco o no habían sido grabadas para este material. Entre ellas, “Noko”, “Chinga tu madre”, “Lagunas mentales”, “Blame me”, “Más vale cholo”, y “Baila rica nena”.

¿Por qué nos gustó tanto el Desconecte de Molotov?

“Para llegar a la selección de las canciones que tocamos  en el Unplugged hubo que hacer un proceso muy extraño”, mencionó Miky Huidobro. “Primero que nada hacer una selección de las canciones que creíamos que lejos de pensar que se pueden hacer en acústico, lo hicimos al revés, pensamos en que canciones podemos llevarla a otro punto donde realmente le quitas toda la fuerza del amplificador, de la distorsión del efecto”, afirmó Paco Ayala, ambos en una entrevista para Universal Music Group.

Y es también gracias a la participación de Money Mark (órgano y piano), Alex Faide (guitarra), Melchor Magaña (percusiones), Djordje Stjepovic (contrabajo), Naoko Kobayashi (tambores taiko), e Irene Alcántara y Antonio Rivas (gaitas), por mencionar algunos, que hicieron que los sonidos y la personalidad de cada uno se mezclaran y le dieran un toque único a las canciones sin quitarles sus esencias y agregándoles un sentimiento diferente, pero con la misma mentalidad, la de protestar.

 

Imagen: Molotov Oficial / © Ocesa