“Los grandes temas de la Argentina todavía están irresueltos”: Pino Solanas

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light”]

Uno de los fundadores de Grupo Cine Liberación y una figura de resistencia a la dictadura de los setentas en Argentina, recibió la Medalla Cineteca Nacional al Mérito Cinematográfico

[/et_pb_text][et_pb_image _builder_version=”3.0.106″ src=”https://noticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/07/Fernando-Solanas.png” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” align=”center” always_center_on_mobile=”on” force_fullwidth=”off” show_bottom_space=”on” /][et_pb_text _builder_version=”3.0.106″ background_layout=”light” text_font=”Georgia||||||||” text_font_size=”16px” text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em”]

Ciudad de México (N22/Huemanzin Rodríguez).- Fernando Solanas, cineasta y político argentino que ha realizado 18 largometrajes, ha sido un personaje de resistencia a las dictaduras de su país. Solanas ha sido considerado merecedor de la Medalla Cineteca Nacional al Mérito Cinematográfico. Reconocimiento instaurado en 2015 para celebrar la trayectoria de realizadores internacionales que desde entonces se ha concedido a personajes como Costa Gavras y Atom Egoyan en 2015, a Adolfo Aristarain en 2016, a Miguel Littin en 2017 y a Jan Švankmajer el pasado 2 de mayo.

“Yo soy autodidacta porque no había escuela de cine cuando empecé a hacer cine en la ciudad de Buenos Aires. He aprendido mucho mirando todo el cine, a los clásicos en los cineclubes. Pero yo he estado mucho más ligado al cine de autor europeo, a los italianos, el neorrealismo. O los clásicos del cine mudo, Juana de Arco. Me han enseñado mucho. ¡Los rusos! Yo he aprendido mucho analizando esas películas”, contó Solanas en entrevista.

Su carrera incluye el Premio a Mejor Director en el Festival de Cine de Cannes, en 1988, por El sur y el Sutherland Trophy, en 1972, por La hora de los hornos, filmada en 1968 en colaboración con Octavio Getino y de manera clandestina. Es una película en tres partes que habla del neocolonialismo y la violencia en América Latina.  Se han cumplido 50 años de mi primer largometraje. Un largometraje de tipo testimonial-histórico, La hora de los hornos. Son 50 años. Nació en un contexto muy especial, en una Latinoamérica llena de dictaduras. Donde no creíamos que se podía cambiar con el voto la situación. Una película muy radicalizada, pero los grandes temas de la Argentina todavía están irresueltos.”

Solanas fundó con Octavio Getino, en 1969, el grupo Cine Liberación, que apostó por impulsar un circuito alternativo en coordinación con organizaciones en resistencia a la dictadura. En 1975 filmó su primera ficción titulada: Los hijos de fierro. Poco tiempo después se exilió en España y después Francia, donde continuó su trabajo en el cine. Durante sus cincuenta años de carrera, ha realizado labores de jurado en los principales festivales cinematográficos y una importante tarea en la docencia, dictando seminarios en escuelas de América Latina, Europa y Estados Unidos, a la par de una amplia carrera como escritor de cine, cultura y política.

Haciendo una mirada en retrospectiva, Solanas comenta: “las formas han cambiado, por supuesto se han atenuado los problemas pero todos tienen el mismo signo, que es la lucha por la adquisición de nuevos derechos frente a tanta injusticia. La reacción frente a situaciones intolerables. Movimientos por la democratización.

En 2007, inició su carrera política como candidato a la presidencia de la República, quedando en el quinto lugar de las preferencias electorales. En 2009, fue electo diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires en elecciones legislativas. También fue candidato al gobierno de Buenos Aires, donde quedó en tercer lugar. En la Cineteca Nacional se ha organizado un ciclo con doce de sus películas que serán proyectadas del 19 de julio al 2 de agosto.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]