Una cultura básica de prevención ante sismos

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Hay acciones que se pueden adoptar como parte de la vida cotidiana que nos pueden ayudar a reaccionar de mejor forma y a aminorar los efectos en casos de desastre por un sismo

[/et_pb_text][et_pb_image admin_label=”Imagen” src=”http://testnoticias.canal22.org.mx/wp-content/uploads/2018/02/SSNMX_mapa_estatico_acercamiento_20180216173938M72.jpg” show_in_lightbox=”off” url_new_window=”off” use_overlay=”off” animation=”left” sticky=”off” align=”center” force_fullwidth=”off” always_center_on_mobile=”on” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” /][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” text_font=”Georgia||||” text_font_size=”16″ text_text_color=”#000000″ text_line_height=”1.6em” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Ciudad de México (N22/Redacción).- No dejará de temblar. No es un vaticinio apocalíptico sino un hecho científico y mientras más pronto entendamos y asimilemos que nuestro país está ubicado dentro de una zona sísmica, mucho más pronto seremos conscientes de lo importante de tomar más en serio la creación de una cultura de prevención ante este tipo de fenómenos naturales. Si bien sólo tenemos unos segundos previos al movimiento telúrico proporcionados por la alerta (cuando funciona de manera eficaz), hay muchas otras cosas que podemos hacer en nuestra vida cotidiana para estar alerta.

Si bien a todos se nos han enseñado las medidas reactivas: identificar las zonas de seguridad, localizar las rutas de evacuación, mantener la calma, alejarse y eliminar fuentes de incendio, alejarse de ventanas y objetos que puedan caer, no usar elevadores ni escaleras, prestar ayuda en la medida de lo posible y si se tienen los conocimientos adecuados, además de alejarse de las viviendas dañadas. Es importante, también, adoptar medidas preventivas como el armado de un equipo básico que contenga: un radio portátil, una linterna, un botiquín básico, copias de llaves de puertas y candados, agua, documentos de identidad y papeles de propiedad, así como verificar (si aún no lo han hecho después del pasado sismo del 19 de septiembre) el estado estructural de la vivienda. Tener este equipo a la mano y un plan de acción con familiares, es básico.

Debido a los recientes sismos que no han registrado daños tan graves como el pasado de septiembre, recuperamos esta entrevista realizada por Perla Velázquez, con el jefe de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM, Víctor Cruz-Atienza cuyas investigaciones le valieron ser reconocido como uno de los científicos más relevantes del 2017 por la revista Nature— quien explica las diferencias en la naturaleza de los sismos que se pueden experimentar en el país, la relevancia de la composición del suelo, la influencia de la distancia del epicentro que determinan la afectación y el nivel de fuerza con el que es percibido este fenómeno. Conocer, razonar e interiorizar esta información es básico para reaccionar de forma adecuada ante situaciones de emergencia y crear una verdadera cultura de prevención.

[/et_pb_text][et_pb_video admin_label=”Vídeo” src=”https://youtu.be/LrxExMK9-II” /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *