Linda Attach y Teresa Margolles gritan “¡Ya basta!”

  • “Esta exposición lo que va a hacer, en gran medida, es desnitrificar los grandes mitos en torno al feminicidio, como que sólo pasa en Juárez”.




Por Irma Gallo
Ciudad de México, 25/01/17 (N22).- “Es tiempo de que esta situación se
visibilice, es tiempo de que conozcamos, de que todo México conozca lo que está
sucediendo en este sentido. Mueren más de siete mujeres al día en manos de
perpetradores que la mayoría de las veces quedan impunes”, comentó Linda
Attach, curadora de la exposición y artista.
Para dar a conocer esta situación, el
Museo Memoria y Tolerancia presenta la exposición Feminicidio en México. ¡Ya basta!, con obras de Linda Attach y
Teresa Margolles, entre otros artistas, como Mayra Martell, así como con
instalaciones didácticas.
“Es muy necesario concientizar qué
detona el feminicidio. No cabe duda que nuestra cultura machista y misógina ha
fortalecido esta construcción de la muerte de las mujeres. Y pues esta
exposición lo que va a hacer, en gran medida, es desnitrificar los grandes mitos
en torno al feminicidio, como que sólo pasa en Juárez”.
Un ejemplo de que no sólo en Ciudad
Juárez asesinan mujeres es el caso de Mariana Lima Buendía, hija de Irinea
Buendía, asesinada en Chimalhuacán por su propio esposo, quien intentó hacer
pasar el homicidio como un suicidio.
“Cuando él me habla por teléfono y me
dice “¿a qué hora salió Mariana ayer de su casa?” y yo le pregunté ‘¿por qué?’;
y me dice: ‘es que su hija se suicidó, se ahorcó’. Entonces mi primera reacción
fue decirle ‘Ya la mataste’” Irinea Buendía, activista.
En septiembre del 2013, ya la Suprema
Corte decidió atraer el caso por lo emblemático que era, por lo relevante, y el
25 de marzo del 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación decide
ampararnos y da la sentencia en donde obliga a la Procuraduría del Estado de
México a investigar con perspectiva de género y la debida diligencia el caso de
Mariana Lima Buendía.
Los peritajes demostraron que Mariana
Lima Buendía había sido estrangulada. Su caso es el único entre los expedientes
que se exhiben en esta exposición que ha tenido un seguimiento legal correcto,
en gran parte por la insistencia de su madre, Irinea.

¡Ya
basta!
Estará abierta al público hasta mayo de
2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *