Carl Sagan, un estilo de hacer la ciencia memorable

  • “Yo creo que fijó un
    estilo de hacer divulgación de la ciencia que hasta la fecha permanece. Fue un
    hombre muy culto, fue un hombre con muchos intereses, y la verdad es que fijó un
    estilo muy claro”: Antonio Lazcano.

Ciudad de México, 20/12/16, (N22).- Este
20 de diciembre se cumplieron 20 años del deceso de Carl Sagan, astrofísico y
exobiólogo cuya sabiduría científica, volcada también como divulgación de la
ciencia, ha marcado muchas vocaciones y despertado el asombro de lectores y
televidentes que, sin ser especialistas, supieron encauzar su propia curiosidad
científica.

Para conocer en qué consiste el legado de este sabio que
fue un verdadero hombre de su siglo, Agencia
N22
entrevistó a varios científicos mexicanos que compartieron anécdotas y
testimonios sobre la influencia que ejerció sobre ellos la obra de Carl Sagan.
Conforman la siguiente asamblea de voces los astrónomos Julieta Fierro, Xavier
Hernández, Sergio Mendoza Ramos; la física Ana María Cetto; Antonio Lazcano,
biólogo evolucionista; y el psiquiatra Jesús Ramírez-Bermúdez.
Antonio Lazcano: Era un tipo con muchas inquietudes
intelectuales, un producto de la década de 1960 en muchos sentidos. Su primer artículo de divulgación
es sobre el origen de la vida y eso hizo que coincidiéramos en muchas veces en
reuniones de la NASA, o de la sociedad del
origen de la vida.
Julieta Fierro: Fui a un congreso
sobre Plutón, cuando se estaba pensaba enviar estas ondas que llegaron después
de tantísimos años allá. Estaba Sagan en primera
fila entre los congresistas, me acerqué. Estaba enfermo, ya se veía verde… Me
senté junto a él,  nos pusimos a platicar y finalmente le dije la gran
confesión: que yo trataba de robarme todas sus ideas para hacer
buena divulgación de la ciencia. Él me dijo: róbate lo que
quieras, fue un evento memorable.
Carl Edward Sagan nació en Nueva York,
Estados Unidos, el 9 de noviembre de 1934. Fue profesor de la cátedra David
Duncan de Astronomía y Ciencias Espaciales, y director del Laboratorio de
Estudios Planetarios de la Universidad de Cornell.

Jugó un papel de liderazgo en el
Programa Espacial de Estados Unidos desde su concepción.
Jesús Ramírez-Bermúdez: Evidentemente
Carl Sagan era un gran
científico pero también un gran retórico, un gran divulgador, “un artista
multidisciplinario”, si se me permite la licencia poética de decirlo de esa
manera, porque él era capaz de reunir recursos audiovisuales, muchos recursos
para armar proyectos estéticos que tenían como eje central la ciencia.
Antonio Lazcano: Yo tengo el
placer de haberle regalado la traducción en inglés del libro de Don Miguel León
Portilla La visión de los vencidos, y le conmovió muchísimo
porque no sabía esta otra forma de ver la conquista.
Sagan fue consultor y consejero  de
la NASA desde la década de los 50 del siglo XX; asesoró a los astronautas de la
misión Apolo antes de su viaje a la Luna, y participó cercanamente en las
expediciones del Mariner, Viking, Voyager y Galileo a los planetas.

Contribuyó a resolver el misterio de las
altas temperaturas de Venus (respuesta: efecto invernadero masivo), los cambios
estacionales de Marte (respuesta: polvo arrastrado por el viento), y la neblina
rojiza de Titán (respuesta: moléculas orgánicas complejas).
Xavier Hernández: Nunca lo
conocí. El impacto que tuvo sobre mí fue más bien como divulgador, entonces yo leía el libro
de Cosmos, veía el programa de Cosmos en la tele. Fue mi primer
acercamiento a la ciencia seriamente. Me emocionaba mucho, no es que yo
estuviera pensando en ser astrónomo en esa época.   
Ana María Cetto: Yo sé que
muchos jóvenes se decidieron por una carrera científica gracias a los programas
de Carl Sagan. A partir de
entonces hay mucha más actividad en comunicación científica, se han creado
museos, revistas, se dan muchas conferencias, se hacen hasta libros para niños
que había muy poco. 
Sergio Mendoza Ramos: Par mí fue muy
importante Carl Sagan sobre todo por
su programa Cosmos. Cuando lo pasaban
en la televisión, yo era muy pequeño pero me encantaba verlo. Recuerdo que lo
pasaban los días sábados e incluso me acuerdo que tomaba notas, no existían
videograbadoras, no había nada pero esa era mi intención.

Un hombre de cultura “renacentista” 

Por su trabajo, Sagan recibió las
medallas de la NASA por Logros Científicos Excepcionales y, un par de veces,
por Servicio Público Distinguido, también el NASA Apollo Achievement Award.

El asteroide 2709 Sagan fue bautizado
con ese nombre en su honor.
Antonio Lazcano: Fue el maestro sobre la
divulgación para muchos de nosotros, y para muchos, directa o indirectamente.
Por ejemplo, la gente sigue viendo Cosmos
con un interés enorme, con un placer extraordinario. Yo creo que fijó un estilo
de hacer divulgación de la ciencia que hasta la fecha permanece. Fue un hombre
muy culto, fue un hombre con muchos intereses, y la verdad es que fijó un estilo
muy claro.
Xavier Hernández: Me emocionaba mucho la manera
en la que presentaba los problemas, la manera en como explicaba las cosas en la
que yo no estaba enterado, tenía una explicación muy clara, muy coherente que
nos puede decir cómo es que sabemos todo esto. Otra cosa que me parece que es
difícil de encontrar. 
Durante doce años Carl Sagan fue el
editor en jefe de
Icarus, el
periódico profesional líder en la investigación planetaria. Fue cofundador y
presidente de la Sociedad Planetaria, que cuenta con 100 mil miembros, lo que
la convierte en la mayor organización de su tipo en el mundo.

También fue Científico Visitante
Distinguido del Jet Propulsion Laboratory, del Instituto de Tecnología de California.
Ana María Cetto: Yo creo que Carl Sagan contribuyó
mucho a que públicamente se valorara la comunicación científica y él
personalmente hacia una comunicación científica de primera categoría, muy
pertinente y no basta con que la ciencia  que comunique sea la ciencia
correcta o cumpla con los requisitos desde el punto de vista científico, sino
también era muy actual, muy pertinente, y muy atractiva porque respondía a
grandes preguntas que tiene el público en general de todas las generaciones
sobre todos los jóvenes.

Cosmos y Contacto

La versión televisiva de Cosmos, vista por millones de personas
en sesenta países, es el proyecto divulgativo de mayor envergadura que nos legó
Carl Sagan.
Antonio Lazcano: Lo que él hizo
fue que, aparte de escribir, se metió en esta empresa gigantesca y
no lo digo de manera comercial sino lo digo en el sentido
cultural de hacer Cosmos, que fijó de verdad todo
un estilo de hacer divulgación de la ciencia que hasta la fecha uno puede verlo
con enorme placer.
Xavier Hernández: Cosmos también tenía
muchos misterios, muchas cosas que no sabemos, y como científicos sabemos que
eso era lo interesante, o sea si está padre  enterarse de
todo lo que sabe y del porqué y el cómo, pero lo apasionante es todo lo que no
se sabe. Hablaba muchísimo por ejemplo del tema del origen
de la vida, y de cómo las condiciones que le dieron origen a la vida aquí probablemente
se repiten las condiciones en algunas otras partes. Surgían  las
probabilidades y posibilidades de que existan en otras partes.
Sagan recibió 22 grados honorarios en
universidades estadounidenses por sus contribuciones a la ciencia, literatura,
educación, preservación del medio ambiente.
Xavier Hernández: Hablaba muy en
serio de la probabilidad de detectar, incluso de contacto con la vida
extraterrestre, desde  el punto de
vista científico y a través de una serie de campos y de misterios qué hacía ver
y despertaba la curiosidad y las ganas que tenía de resolver esos misterios.
Jesús Ramírez-Bermúdez: Su novela Contacto, aunque no era un gran
novelista, plantea problemas muy interesantes para el entendimiento de la
relación entre la ciencia y la sociedad y en este mismo sentido está el libro
El mundo y sus demonios, es un conjunto de ensayos acerca del escepticismo
científico, su valor en una sociedad excesivamente crédula y enfatizó este
aspecto de la credulidad que esta credulidad excesiva y acrítica la que a veces
hace que no podamos medir los alcances de la estupidez humana. 
Sergio Mendoza Ramos: Después, incluso con
sus libros Cosmos, leí también Los dragones del edén, Contacto, fue
maravilloso. Siempre fue para mí muy
importante, de ahí fue donde se reafirmó mi interés por la astronomía  muy
grandemente.
Gracias a su labor como
divulgador de la ciencia, Carl Sagan supo convencer al gobierno de su país para
que financiara proyectos científicos y tecnológicos de gran alcance y a largo
plazo.
Julieta Fierro: No le dieron
perpetuidad en la Universidad de Cornell a pesar de que
hizo muchísimo por difundir la ciencia, y los recursos para la astronomía
fluyeron hacia la astronomía y hacia la NASA gracias a su divulgación. Por
ejemplo, los físicos consideraron que no era importante por eso. Nunca hicieron
divulgación para el gran
acelerador de partículas, por eso se hizo en Suiza, perdieron porque el pueblo
nos los apoyó. Y él fue el que abrió las puertas para que los divulgadores
seamos considerados como seres pensantes, creativos. Antes era un trabajo que
hacían los fracasados, sí, es un tipazo.   
Imagen:http://bit.ly/2i7JCil
16AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *