La reestructuración del Sistema Nacional de Fomento Musical

  • “El Coro Juvenil lo convertimos en un ensamble escénico vocal que ha tenido experiencias muy interesantes de obras musicales corales pero a las cuales se les da un tratamiento escénico también”: Eduardo García Barrios.

Por Víctor Gaspar
Ciudad de México, 08/12/16, (N22).- Dos han sido los principales
programas que han guiado los pasos del Sistema Nacional de Fomento Musical en
este 2016 y que dan continuidad a los proyectos iniciados en la administración.
El primero de ellos tiene que ver con la Orquesta Juvenil Carlos Chávez.
“La reestructuración de lo que era la Orquesta Juvenil Carlos
Chávez, para transformarla en una escuela de educación profesional, lo hemos
estado creando, implementamos las academias instrumentales de maestros,
maestros de primerísima calidad. Le dimos un orden interno a través de una
normatividad, de reglamentos, de un sistema de evaluación permanente de todos
estos jóvenes que integran esta escuela, este modelo educativo”, comentó
Eduardo García Barrios, coordinador del Sistema Nacional de Fomento Musical.
“El Coro Juvenil lo convertimos en un ensamble escénico vocal que
ha tenido experiencias muy interesantes de obras musicales corales pero a las
cuales se les da un tratamiento escénico también. Hemos hecho ópera, hemos
hechos espectáculos, hemos tenido directores fantásticos trabajando tanto en el
área de lo escénico como en el área de lo vocal”.
El segundo programa ha logrado la conformación de 112 agrupaciones
musicales.
“Fue la creación y conformación del movimiento nacional de
agrupaciones musicales comunitarias. Todo un proyecto que tiene un carácter
básicamente social de educación musical o educación comunitaria a través de la
música. Se pudo generar, después de tres años de experiencia, un modelo de
educación musical comunitaria en el cual seguimos todavía trabajando,
profundizando”.
A lo anterior se suma el programa voces en movimiento: formación
de coros con carácter escénico. Es por tanto necesario, en opinión del titular
del Sistema Nacional de Fomento Musical, alcanzar una cooperación
interinstitucional pero también en varios niveles de gobierno.
“Nosotros queremos trabajar mano a mano con los gobiernos
estatales, con los gobiernos municipales y con las organizaciones de la
sociedad civil organizada. Por supuesto que hay desafíos, y es el momento
justamente de hacer este llamado a que haya más participación por parte de
todas las instituciones culturales del país. Y un elemento muy importante, de
la propia comunidad. Hablamos de educación musical comunitaria”.
Imagen:http://bit.ly/2gfrluc
16AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *