“Neurosoft”, el software para personas con discapacidad motriz

  • La aplicación también tiene la opción de autocompletado para que con solo ingresar un par de letras se despliegan una serie de palabras para su elección y una interfaz sencilla para su utilización.

Ciudad de
México, 22/11/16, (N22/ Conacyt).- Un grupo de
estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS)
desarrolla un sistema de comunicación llamado Neurosoft para personas con
discapacidad motriz, sensorial y de comunicación oral, que utiliza frecuencias
alfa del cerebro para escribir mensajes de texto.
El responsable
del área de Desarrollo de Software del Departamento de Sistemas Computacionales
de la UABCS, el ingeniero Miguel Ángel Espíritu Jiménez, mencionó que la
aplicación detecta frecuencias alfa, también conocidas como ondas Berger
—impulsos eléctricos generados por la actividad de las neuronas a través del
pensamiento—, para determinar las acciones del programa a seguir.
“Basándonos en
estudios hechos por otras universidades, determinamos que las frecuencias alfa
son las más susceptibles de ser leídas por dispositivos mioeléctricos, que
pueden detectar pequeños impulsos eléctricos que se generan en el cerebro a
través del pensamiento y son capaces de traspasar el cráneo y cabello, son las
frecuencias más poderosas”, comentó Espíritu Jiménez.
El dispositivo
utiliza una estructura sobre Mainframe —un sistema operativo móvil—, se
conforma por una diadema de polímero que detecta las frecuencias cerebrales,
estas señales son procesadas por una tarjeta Arduino Leonard, la cual posee más
de un puerto serial, lo que le permite tomar lecturas en tiempo real y
simultáneamente mandar los datos recabados, por medio de Bluetooth, hacia una
tableta digital, en donde el programa Neurosoft se activa con la concentración
del pensamiento y elige las letras del texto a completar por medio de la
desconcentración.
“El software
diseñado por la UABCS detecta las frecuencias alfa y es muy robusto
tecnológicamente”, aseveró Espíritu Jiménez.
“El software lo
único que hace es analizar si la persona está concentrada o no, esos estados
los utilizamos para elegir letras en una pantalla. Se abre la aplicación, se
activa la diadema en el momento en que la persona se concentra, el cerebro
empieza a emitir frecuencias alfa, Neurosoft detecta los pulsos
electromagnéticos, lo que acciona en la tableta la rotación de las letras del
abecedario, al momento de elegir la letra deseada la persona se desconcentra
con un movimiento de sus ojos y la letra es colocada en un cuadro de texto, el proceso
se repite hasta completar el mensaje deseado”, precisó.
La aplicación
también tiene la opción de autocompletado para que con solo ingresar un par de
letras se despliegan una serie de palabras para su elección y una interfaz
sencilla para su utilización.
“Escribir un
mensaje con el software es un proceso lento, pero para una persona que no tiene
ningún tipo de movimiento motriz ni la facultad de comunicarse de forma oral,
la aplicación es una herramienta que la conecta con el mundo”, afirmó Espíritu
Jiménez.
El prototipo
sigue en fase de desarrollo, con 60 por ciento de las funciones activas, los
programadores esperan pasar a fase de pruebas en diciembre del presente año.
 Una aplicación inspirada para ayudar a las
personas con esclerosis múltiple
 Neurosoft es impulsado en su totalidad por la
UABCS para apoyar a personas con padecimientos como esclerosis múltiple, en
particular, por la necesidad de apoyar en el caso de discapacidad de la joven
Samantha María Fernández Valenzuela, quien no cuenta con movimiento en ninguna
de sus extremidades.
Ella actualmente
se encuentra capacitándose psicológicamente en el Centro de Rehabilitación e
Integración Social del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la
Familia (DIF) en Baja California Sur, para el uso de la diadema en la etapa de
desarrollo final.
“Uno de las
principales problemas que existe para las personas con discapacidad es que son
un porcentaje muy pequeño de personas y las empresas no invierten en el
desarrollo de estos dispositivos porque no representan una rentabilidad
económica”, aseveró Espíritu Jiménez.
“Actualmente el dispositivo está en etapa de
prototipo, es necesario mejorar algunos aspectos relacionados con la detección
de las frecuencias alfa que fallan en su recepción a causa del cabello”,
finalizó.
Imagen:Conacyt
16AM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *