¿Por qué temerle a la muerte si llevamos la calavera dentro?

  • ¿Cómo representar la vida? ¡La mejor forma de hacerlo es a través de una escultura que cobra vida!

Por Huemanzin Rodríguez 
Ciudad de México, 08/11/16, (N22).- “¿Por qué
temerle a la muerte si llevamos la calavera dentro?” dice un poema de Juan
Ramón Jiménez, y parece que es también uno de los motivos inspiracionales del
bailarín, actor y antropólogo Shanti Oyarzabal, quien desde hace varios años ha
desarrollado su espectáculo Danza de la muerte.

“La primera propuesta que hice fue en 1994 y duraba de 7 a 8 minutos. Es una
propuesta diferente, no toma los iconos acostumbrados, tampoco se basa en un
concepto de muerte medieval o católica. Más bien, está inspirado en las culturas
prehispánicas”, comentó Shanti Oyarzábal, bailarín y coreógrafo.
La obra comienza lentamente, se toma el tiempo necesario para aparecer entre
velas y pétalos de cempasúchil, entre humo y la música generada con atmósferas
de barro, pareciera que una olla para los sepulcros mesoamericanos es también
el útero de la tierra. Ya con luz, Shanti, parece generar el
movimiento desde el centro inmóvil de sus entrañas, se descubre en el rostro
una cara sonriente de Tlatilco.
“¿Cómo representar la vida? ¡La mejor forma de hacerlo es a través de una
escultura que cobra vida! Es una carita sonriente del Golfo de la república, y
solamente en esta parte del país se encuentran estas figurillas”. 
Shanti, quien ha tomado talleres de danza butoh con compañías tan
importantes como Sankai Juku, parece caer, su cabeza golpea contra el piso y la
cara sonriente se hace añicos. Lento se recupera. Se levanta. Bajo la sonrisa
se descubre su calavera. Nace la muerte en el accidente tras el movimiento y
ahí comienza la segunda parte de la coreografía. 
“Entonces era trabajar el movimiento a partir de la inmovilidad, y diferentes
calidades de movimiento lento. Esa es una de la premisas que tuve”.
La obra es de 40 minutos de duración, está musicalizada con piezas del grupo Tribu, así como con la música de Jorge Reyes y Antonio
Zepeda.


Danza de la muerte tuvo una única presentación en “Los
Talleres” de Coyoacán, pero Shanti se ha preocupado por montar esta obra
cada año, pese al poco interés de las autoridades de cultura locales que en los
últimos años parecen estar más atentos en emparentar los festejos de Día de
muertos, con las actividades de los parques temáticos y de diversiones.
Imagen: http://bit.ly/2fb9XKo
16FS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *