¿Por dónde vislumbrar una salida para Brasil?

  •  “Me parece que hoy en día la clase política está más preocupada por salvarse de la cárcel porque hay investigaciones en curso que implican a más de 300 diputados y senadores en escándalos de corrupción…”

Por Alejandra Flores 
La situación actual que vive Brasil en torno a la posible destitución total de la
presidenta Dilma Rousseff, luego de que el senado confirmó con 59
votos a favor y  11 en contra que continúe
el proceso de destitución de la presidenta , concluirá a
finales de agosto. 
“Me
parece que hoy en día la situación está muy polarizada en el plano político, me
parece que lo más probable es que Dilma Rousseff no regrese al poder, no ha
conseguido en estas últimas semanas crear nexos políticos para cambiar el
sentido del voto de algunos senadores que mantienen cierta indecisión respecto a
este proceso. Sin embargo, el Partido de los trabajadores de Lula es muy fuerte
en Brasil. Es el partido que tiene mayor número de militantes, tiene alcaldías
y gubernaturas muy importantes”.
La
fuerza que conserva en términos políticos el ex presidente Luiz Inácio Lula da
Silva es otro factor importante, quien para el especialista, pese a tener una imagen con menor fuerza, sigue siendo el referente político en Brasil.
“Si se llevaran a cabo elecciones el día de hoy el ex presidente vencería la primera vuelta con más o menos 30 por ciento de los
votos por ende, es una figura política central y es el principal activo del Partido de los Trabajadores (PT).
Por ende, el objetivo principal del PT va a ser proteger y conservar la figura
del expresidente Lula de cara a las elecciones presidenciales de 2018”.
¿Por
dónde vislumbrar una salida para Brasil en esta triple crisis económica, política,
social y de salud?
“Me
parece que hoy en día la clase política está más preocupada por salvarse de la cárcel porque hay investigaciones en curso que implican
a más de 300 diputados y senadores en escándalos de corrupción. ¿Y cuál ha sido
la respuesta de esta clase política a esta triple crisis? Es sobre todo
destituir a una presidenta acusada de corrupción que hizo muchos errores en el
plano de la economía como en la política, sin embargo, no cometió actos
ilegales, al menos no se sabe hasta ahora y la principal preocupación de los
brasileños está ligada a la economía, y en este plano, la cámara de diputados y
de senadores no ha mostrado un interés por reformar, y sobre todo, reducir
los gastos públicos. Me parece que esta parálisis política va a mantenerse, todavía falta mucho tiempo para
que Brasil retome este consenso que le permita regresar al sendero del
crecimiento”.
El Ministerio de cultura, que el presidente interino Michel Temer quiso
desaparecer como uno de sus primeros actos al tomar el cargo, mantiene a la
comunidad intelectual y artística en pie de lucha.
“A raíz
de esta lucha de los creadores se obtuvo el regreso del Ministerio, sin embargo, existe una cacería de brujas en el Ministerio, decenas
de funcionarios han sido dimitidos a raíz de esta disputa política, el Ministro
de Cultura Calero ha hecho declaraciones muy polémicas que han encendido un
debate en la clase cultural y desde ese punto de vista la movilización de los
artistas en contra de este proceso de destitución ha estado muy presente. Estas
actitudes del gobierno interino contra el sector cultural van a dejar marcas
profundas en la relación entre la sociedad cultural y el gobierno brasileño”.
El
futuro de Brasil
“Efectivamente
las movilizaciones van a continuar, sobre todo si el congreso vota las
propuestas de reducción de gasto público en educación, salud, la disminución
del alcance de los programas sociales que son el legado del presidente Lula, se
movilizarán para defender sus derechos y sobre todo en un contexto económico
muy difícil, el desempleo el año pasado se duplicó, no hay crecimiento, lo que
hay es una recesión y en cuanto a todo lo que atañe al sector cultural (que históricamente
ha sido muy organizado pero en el Estado brasileño ha invertido poco en
cultura en relación a su PIB y ha dejado mucho al sector privado para financiar
la cultura a través de exención fiscal) esperamos es que el Estado no
reduzca aún más el dinero que le atribuye a la cultura. Sin embargo, me parece
que los próximos años serán de mucha tensión y disputa política en Brasil”.
Imagen:http://bit.ly/2aPbUWJ
16AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *