“El narco es una expresión salvaje del capitalismo salvaje”

  • Hay gente que llega allí por necesidad,
    por casualidad geográfica, porque no tiene de otra y es coaccionada


Por Nuria Ocaña
Dromómanos
es el nombre que los españoles Pablo Ferri y José Luis Pardo, junto con la
mexicana Alejandra Sánchez, eligieron como grupo antes de emprender el viaje a
Sudamérica que les explicaría el fenómeno del narcotráfico
Para explicar Latinoamérica: el narco
En entrevista, el grupo de periodistas
explicó que muchos problemas sociales en cada país están ligados a la “política
de drogas”; el narco es causa y
consecuencia de los grandes problemas que enfrenta el continente
(latinoamericano)
: corrupción, pobreza, desigualdad, impunidad.
Es un fenómeno que explica al
continente; está enraizado a nivel cultural, económico, social en la sociedad
latinoamericana.
“Un amigo, historiador de las drogas,
dice que una de las claves es la dispersión de la ignorancia sobre el negocio;
es decir, el narco es una gran cadena de eslabones pero que cada eslabón no se
relaciona a nivel conceptual, la gente no relaciona su situación con otra que
tiene condiciones parecidas. El peruano no sabe bien lo pasa en México, más
allá de que hay grandes cárteles y mucha violencia; el mexicano incluso, no
tiene mucha conciencia de lo que pasa en Centroamérica. Lo que queremos hacer
con el libro es engarzar esos eslabones, para que un mexicano sepa cómo
funciona su país dentro de un negocio que traspasa fronteras”, relató José Luis
Pardo.
Un perfecto engrane para el sistema capitalista
“El narco es una expresión salvaje del capitalismo salvaje. Su lógica de expandirse y ser cada vez
más fuerte en cuanto a estructura local, regional, internacional, genera una
serie de consecuencias que después son difíciles de arreglar, como la desaparición
de valores. El caso de Honduras por ejemplo, donde la muerte ya no impresiona
tanto”, dijo Pablo Ferri.
A nivel económico hay varias cosas,
siguió Pardo. Si despojas a la coca de cualquier prejuicio y la miras como un
producto mercantil, es un producto que cuesta muy poco producir y que tiene una
cadena muy larga, llega a muchos mercados y, a nivel de calle el precio es muy
caro; y en esa enorme cadena hay muchísimo dinero para repartir entre los intermediarios.
Luego está la otra cuestión, el narco genera mucho dinero para los diferentes
países; países, en general, con Estados débiles, que no tienen recursos para
atender las necesidades de sus ciudadanos. De ahí que la pregunta que subyace cuando hablamos de nuevas políticas de drogas
es si ¿a los propios Estados les conviene cambiar de política de drogas?

Porque por un lado, entra mucho dinero de la ilegalidad, está empleando a mucha
gente y por otro lado, toda esta economía militarista también genera muchos
beneficios. Estados Unidos da mucho dinero para que se siga su política contra
la droga. A nivel económico el narco es un monstruo; es un productor de riqueza
y de miseria a la vez, de riqueza por el volumen de dinero y de miseria social.
Made in Mexico

“Realmente nadie quiere hablar del
narco. En la última campaña presidencial acá (en México) no se habló del narco,
después de venir del sexenio de Felipe Calderón, se hizo un pacto entre todos
los candidatos y nadie habló del narco en los debates televisados y demás.
Habrá otros hilos conductores en Latinoamérica, pero sí en México no se quiere
hablar de narco cuando eres candidato para una presidencia, es más urgente que
de este lado (periodístico) intentemos hacer productos pensados, sensatos y bien
trabajados sobre este tema”, finalizó Pardo.
15MAG 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *