Garibaldi se volcó de sentimiento en la despedida de Chavela Vargas

Por Huemanzin Rodríguez

DISTRITO FEDERAL, México, 07/08/12, (N22).- Tal vez no había un mejor lugar para despedir a Chavela Vargas que la Plaza de Garibaldi en el Barrio de Santa Cecilia, virgen de los músicos. Aun había sol cuando la gente llegó para hacer fila y cantar con ella, las últimas canciones.

¿Qué significa Chavela para usted?, preguntó la Agencia N22 a varios asistentes al homenaje.
Armando Ochoa respondió: “Pues muchos momentos, con sus canciones, sobre todo cuando estás arrastrando la cobija. ¿Cómo es eso? Pues cuando estás heridón y te maltrató la vidorria, te desfogas con sus canciones”.

Carlos, ¿cuáles son las canciones que te gustan de Chavela?: “Uy! Pues creo que no hay ninguna que no me guste, todas me gustan pero creo que de mis favoritas es ‘Las simples cosas’”. 
” ¡Ah! A mí gusta la del… ‘Lucero’ y ‘La noche de mi mal’… todas, pero más la que dice: ‘…el día que me dijiste hay que negar que te quiero, se me llenaron los ojos con millones de luceros…’ ¿Para amor, desamor o consolarse? Para consolarme de mi amor”, dijo Yolanda.
Yo crecí también escuchando a Chavela, y creo que es un ejemplo en cómo vivió realmente, era una persona que amaba y disfrutaba realmente, lo que yo creo que hace que muchos estemos aquí.” 
El sol brillante fue cubierto por las nubes, y la gente seguía ahí, pese al anuncio de lluvia. Poco después de las 19 horas llegó la carroza con los restos de la Macorina, y pronto se perdió el orden. El evento organizado desde hace días por la Secretaría de cultura de la Ciudad de México primero tuvo la participación del mariachi de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad, que dedicó varios temas, mientras que atrás del escenario Eugenia León, Tania Libertad y Lila Downs se preparaban para cantar.
“Son muchos momentos que es muy difícil recapitular, pero siempre una frase absolutamente amorosa de parte de ella, siempre diciendo ¿Cómo estás mi amor?.. Siempre recibiendo a todos con ese enorme amor que tenía para nosotros”, puntualizó la cantante Eugenia León.
Pocas veces un evento reúne en un mismo espacio a todo tipo de medios de comunicación secciones de información general, información de ciudad, cultural, espectáculos y chismes. Así que a ciertos fotógrafos y camarógrafos, sin importarle la gente que estuvo horas haciendo fila bajo el sol y luego bajo la lluvia, colocaron escaleras sobre las sillas ofreciendo su espalda o todos los demás. Como si el estar adelante ayudara a ganar la nota. A las 21 horas, casi una hora después de lo programado, salieron al escenario, las cantantes.

“Me deja una gran enseñanza como intérprete, nunca nadie ha desgranado la palabra como nos la ha dado, asegurándose de que llegara al alma. Eso para mí, desde la primera vez que la vi cantar, me deslumbró”, declaró Tania Libertad.

Eugenia León interpretó “Flor de azalea”, Tania Libertad “En un mundo raro” y Lila Dows “Vámonos” entre otros temas. La gente se molesta por no ver, grita y reclama pero nadie parece escuchar, nula sensibilidad en algo que parecía más una velada privada.
Pese a la canallada, la música ganó, especialmente cuando fue interpretada la canción “Volver”. Y toda la plaza se estremeció con José Alfredo Jiménez, las voces atravesaron la piel, los ojos de la gente tenían el brillo que hay entre el sollozo y la felicidad y el enervante licor de la música en Garibaldi, y así pasaron horas, muchas horas. 

Imagen: http://bit.ly/RyRTI4
12AM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *