“Las Obras Completas” de Jorge Luis Borges y un poema que Kafka le dictó

Por Huemanzin Rodríguez

DISTRITO FEDERAL, México,  03/08/12, (N22).- 

Durante la Feria del libro de Frankfurt
en 2010, los derechos de las obras del escritor argentino Jorge Luis Borges,
fueron vendidos al consorcio editorial Random House Mondadori, por tal motivo,
en la sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes, fue presentada la
reedición las obras completas de Borges. En la mesa, que en realidad sirvió
para hablar sobre diferentes aspectos del autor de El libro de arena, participaron el editor Cristóbal Pera, Felipe Garrido, Alberto Chimal y Rafael
Olea Franco.

“Borges encontró el universo entero en las páginas de lo escrito, como sabemos,
y con su guía, visité a muchos autores y obras más allá de mi experiencia
previa, y luego hasta del propio Borges, y en esos otros he encontrado
distintas reversiones. Pero siempre regreso a aquellos cuentos, aquellos poemas
y ensayos”,  dijo el escritor Alberto Chimal.

Rafael Olea Franco recordó
que Borges comenzó en la literatura con la poesía, particularmente a principios
de siglo XX cuando vivía en España, época en que sus temas estaban ligados a la
tendencia del Ultraísmo. Pero al volver a Buenos Aires, elimina cualquier rastro de
vanguardia y se vuelca a la capital argentina en su primer poemario Fervor de
Buenos Aires
, publicado en 1923.
“Vale la pena recordar que Borges retrabajó sus poemas y las versiones que
prácticamente conocemos son las que se fijaron, sobretodo, de 1969 en adelante.
En 1977 dejó de modificar esos primeros poemarios… Dice que no ha cambiado el texto, sólo ha limado sus asperezas, pero modificó
una buena cantidad de versos“, aseguró Olea Franco.
Felipe Garrido dio lectura a
las obras de Borges en donde el escritor dialoga con él mismo, ese tema del
doble, del otro, que tanto desarrolló después de leer a Robert Louis Stevenson.
María Kodama, viuda y heredera de Borges, recordó el constante cambio y
depuración que hacía sobre su escritura el creador de Los Conjurados: “A mí siempre me fascinó la forma en que Borges trabajaba la poesía, comenzaba
dictándola, dejaba pasar unos días, luego, cambiaba palabras, cambiaba signos
de puntuación, a veces variaba los ritmos, a veces los cambiaba“.
Kodama dijo que, después de
esos cambios, al reunir una buena cantidad de poemas, se seleccionaban para
editar un libro, mismo que pasaba por otro largo proceso de corrección. Sólo un
poema no fue corregido, el titulado Ein Traum,
publicado en 1976 en el poemario La moneda de hierro.
“Acostumbrada a las infinitas correcciones, le pregunté: ¿Por qué él no había
querido corregir el poema nunca? Y la respuesta es divina: ‘Es imposible,
porque ese poema me lo dictó Kafka en un sueño… Tengo que esperar que Kafka lo
corrija, y no ha querido corregirlo. Si Kafka me dicta la corrección en un
sueño, entonces corregiré el poema’. Y ese poema, lo comento, no lo corrigió
nunca”, contó María.
Durante la presentación de
las obras completas se anunció que, además de la colección en bolsillo, la
novedad editorial está en la publicación de las obras por géneros en cuatro
tomos, uno dedicado al cuento, otro a la poesía (ambos en circulación desde
hace un año), uno para el ensayo y un volumen más a la obra varia. También serán
publicados tres tomos bajo el título Textos recobrados dividido, Rafael
Olea Franco prepara un libro sobre la poesía de Borges y sus correcciones. 

Imagen: http://bit.ly/Qom975

12AM/PV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *