“Casa de mi padre” es un western protagonizado por Will Ferrel

DISTRITO FEDERAL, México, (N22/Conaculta).-

Una película ocurrente en donde los estereotipos del western, como los hombres a caballo con sombrero, los duelos con pistola, los planos generales de paisajes del desierto y las escenas de acción desarrolladas en grandes haciendas, se mezclan con piñatas, cuadros de santos, sarapes tejidos, marionetas, policías corruptos y escenas románticas en donde el amor vence al mal es lo que propone Casa de mi padre.

La comedia protagonizada por el estadounidense Will Ferrell cuenta con la participación de Génesis Rodríguez y los mexicanos Diego Luna y Gael García Bernal, quienes estelarizan esta cinta cargada de humor, acción, ambición, traición y romance.
Casa de mi padre narra la historia de Armando Álvarez (Will Ferrell) un ranchero sensible, enamoradizo, tímido y cobarde que ama la tierra y está en busca de la mujer perfecta. Como cualquier otro día normal, se encuentra arreando su ganado en una colina con dos de sus ayudantes cuando observa como un hombre es asesinado a sangre fría.
Debido a su cobardía, decide no involucrarse y emprender el regreso a su rancho, en donde su padre Miguel Ernesto (Pedro Armendáriz Jr.), un hombre de carácter fuerte y perfeccionista, está esperando el regreso de su otro hijo Raúl (Diego Luna), el “orgullo” de la familia, un hombre astuto y ambicioso involucrado en el narcotráfico que se enfrentará a La Onza (Gael García Bernal), el narcotraficante más poderoso de la zona y un asesino de sangre fría.
Este duelo involucrará a Armando, quien también peleará por el amor de Sonia López (Génesis Rodríguez), una mujer sensible y romántica que está en busca del amor verdadero.
La película, con una duración de 70 minutos, es producida por Nala Films y marca el debut del comediante, actor y guionista Will Ferrell en cintas habladas en español, mientras que Diego Luna y Gael García Bernal de nueva cuenta juntan su talento, ahora para mostrar su habilidad al dar vida a personajes burlescos e irónicos.  
La cinta presenta diálogos coloquiales, canciones divertidas con ritmos mexicanos, paisajes artificiales recreados con maquetas o animales disecados y chistes fuera de contexto (pero muy sarcásticos) que dan un toque particular a la que fuera la última película de Pedro Armendáriz Jr., quien falleció en diciembre pasado. 

Foto: http://bit.ly/K3PDQh

 

12MAG 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *