Greta Alfaro habla sobre su intervención en barroca en el ExTeresa

Por Huemanzin Rodriguez
Ciudad de México, México, 20/04/12, (N22).- No hay nada más barroco en
México que su cocina, y nada más efímero que el arte gastronómico. La artista Greta Alfaro, oriunda de 
Pamplona, se interesa por la comida más allá del sabor, lo importante es transformar
el vínculo que tenemos con ella. 
Después de viajar por México y recorrer iglesias
de los estados de Tlaxcala y Puebla, decidió crear una intervención barroca
para sitio específico, sólo con merengue.
Es este caso el
arte novohispano la inspira para establecer paralelismos entre los artificial y
lo efímero, el estilo barroco y la forma en que consumimos imágenes en la
actualidad.
  
Mi interés con el Barroco y la
historia del arte vide desde antes, y también la comida. Son dos temas que
trabajo mucho. En este caso pensé en el Barroco Novohispano y en el papel de la
imagen jugó en la evangelización, y el sincretismo de las dos culturas, y me
fascina estéticamente también.”Declara Greta.
Los ingredientes
considerados para esta intervención in
situ
en el presbiterio del Ex Teresa, estaban calculados para 400 kilos de
merengue. Para Greta, quien actualmente vive en Londres, la  reflexión  sobre el mundo contemporáneo y sus rituales, es a través de  la comida,  con
cierto humor y por supuesto vinculado con la historia del arte. 
Me interesa mucho trabajar
con la comida por dos motivos, uno por las reglas que rodean el acto de comer,
sentarse a la mesa, el acto de celebración. Y por otro lado todas las
connotaciones que tiene la comida y el uso que se le da. Y por otra parte me
gusta hablar de esas reglas y ponerlas un poco en duda su eficacia, y me
interesa hablar de esta simbología de la comida como material, incluso
subvertirla a veces.”
 La conclusión de la pieza es el registro de lo que queda de ella
tras la noche inaugural, en donde el público se convierte en comensal y devora
las formas barrocas.

” Dentro de interés por el
Barroco, está también cómo se entendía la vida en el Barroco, y la obsesión con
lo efímero de la vida, nada dura, el poder,
la gloria se acaban. Entonces esto ahora está muy bello, el momento de
comérnoslo será divertido, lúdico, pero el resultado será lo que se quede, será
como destructivo, no sabrás qué es lo que pasó aquí, lo mismo  una fiesta que un acto de vandalismo o una
catástrofe natural, se quedará como una huella de que todo pasa.”

En esta intervención para
sitio específico participaron 30 chefs, quienes desarrollaron los decorados
bajo la supervisión de Greta Alfaro quien regresa a Londres para preparar una
exposición individual que le ha solicitado la Fundación Génesis,
que será inaugurada en otoño, pero espera volver pronto a México con otro
proyecto donde los materiales se encuentren en una lista de ingredientes. 

Foto: http://bit.ly/Jqoszq

12AM/ MAG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *